Baja California | 11 de Diciembre de 2017

A la fecha, solamente cinco las entidades federativas no han solicitado este mecanismo Foto Especial

Por

Por 

Hilda Hermosillo, La Jornada Aguascalientes

Aguascalientes, 11 de diciembre.- A pesar de los registros de violencia contra la mujer regisgtrados en el país, algunas autoridades estatales no han solicitado al Gobierno Federal la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), que aglutina las acciones de emergencia para enfrentar la violencia feminicida.

A la fecha, solamente cinco las entidades federativas no han solicitado este mecanismo, pese a las exigencias de la sociedad civil: Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Hidalgo y Tamaulipas, señala un diagnóstico elaborado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

La AVGM tiene como objetivo fundamental garantizar la seguridad de las mujeres y el cese de las agresiones en su contra, previsto en la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. En total, doce estados del país han activado este procedimiento, cinco se encuentran en trámite, cuatro acaban de solicitarlo y en siete fue denegado.

La declaratoria de alerta debe contener: I. Las acciones preventivas, de seguridad y justicia para enfrentar y abatir la violencia feminicida y, en su caso, el agravio comparado; II. Las asignaciones de recursos necesarios para hacer frente a la contingencia de alerta de violencia de género; III. Las medidas que deberán implementarse para dar cumplimiento a la reparación del daño; IV. El territorio que abarcarán las acciones y medidas a implementar, y V. El motivo de la alerta de violencia de género.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) en México casi siete de cada diez mujeres han sufrido agresiones, principalmente emocional y sexual. Sin embargo, diez estados están por encima del promedio nacional: 1) Ciudad de México, casi ocho de diez mujeres (79.8 por ciento) declararon haber sufrido al menos una incidente de maltrato; 2) Estado de México, 75.3 por ciento; le siguen 3) Jalisco (74.1 por ciento); 4) Aguascalientes (73.3 por ciento); 5) Querétaro (71.2 por ciento); 6) Chihuahua (66.3 por ciento); 7) Yucatán (66.8 por ciento); 8) Durango (66.6 por ciento); 9) Coahuila (66.3 por ciento); y 10) Baja California (66.2 por ciento).

El documento también sitúa a Aguascalientes entre las entidades que no prevén sanciones para los funcionarios públicos que retrasen las investigaciones relativas a violencia contra la mujer por acción u omisión, a pesar de que el Código Penal Federal sí lo contempla. La reforma a la legislación local por la que el feminicidio fue tipificado como delito autónomo -aprobada por el Congreso del Estado el 27 de julio- no prevé este tipo de medidas.

De 2010 a la fecha, 70 mujeres aguascalentenses han sido víctimas de homicidios intencionales en Aguascalientes, de acuerdo con registros del Inegi; no obstante, solamente se ha dictado una sentencia por feminicidio en ese periodo.

El estudio de la CNDH sostiene que la violencia contra la mujer es un problema de derechos humanos que debe ser atendido como un asunto de Estado.