Baja California | 11 de Octubre de 2018

“Aquí, donde empieza la patria, queremos también que inicie la cuarta transformación de la República propuesta por el presidente electo de México”. Foto Edgar Lima

Por

Por 

Redacción
Tijuana, 11 de octubre.- El precandidato a contender por la gubernatura de Baja California Jaime Martínez Veloz difundió esta mañana un Manifiesto por Baja California, firmado por organizaciones sociales, comunidades y ciudadanos del estado, en el que se describen las motivaciones y se enlistan los objetivos de este movimiento bajacaliforniano.

En el manifiesto se hace alusión a una nueva época, que inició el 1 de julio con las pasadas elecciones, en la que “las fuerzas políticas progresistas obtuvieron un triunfo histórico e inobjetable, que permitirá la transformación de nuestro país en beneficio de millones de mexicanos”

Afirman que esta transformación nacional habrá de ocurrir también en Baja California por lo que el texto pretende definir un punto de partida desde el cual poner manos a la obra “para lograr una sociedad en la que hombres y mujeres se realicen en plenitud y vivan con la seguridad, paz, atención, posibilidad de progreso y dignidad que merecen como seres humanos”.

 
Definen que “queremos una Baja California donde nuestros gobernantes sean profesionales con alto sentido del deber, capaces y honestos; con espíritu de servicio a toda prueba y profundo amor a nuestro Estado y a su gente, queremos servidores públicos con la conciencia de que el poder y sus cargos son para servir a la sociedad, no para enriquecerse”.

En el manifiesto explican que se busca que el gobierno se maneje con ética y austeridad republicana, que sea cercano a la gente y que tenga la capacidad de armonizar los intereses de los distintos grupos y sectores sociales.

“Queremos una Baja California justa, donde la plena igualdad ante la ley, el respeto a los demás y a su diversidad, sea una forma de vida y se reconozcan los derechos humanos como norma constitucional; donde no exista discriminación ni sumisión por causa alguna, una Baja California tolerante, equitativa, plural, generosa y libre”, describieron.

Mencionaron que no son necesarios los muros, cuando existen caminos de comunicación y entendimiento entre las personas y los pueblos.

“Por ello aspiramos a que exista una mayor infraestructura cultural y pugnamos por la preservación del patrimonio ya existente en todo el territorio bajacaliforniano; que la cultura y el arte, como expresión del espíritu humano, sean algo cercano a todos y concebido como parte del desarrollo integral del individuo para elevar su calidad de vida”.

Por tanto los firmantes solicitaron a la sociedad en general a sumarse a la construcción de una nueva República, democrática y justa.

“La historia está de nuestra parte y el porvenir espera este momento. Llegó la hora de refundar Baja California“.