méxico | 11 de Octubre de 2018

En un foro, refirieron el impacto ambiental por la devastación de más de 80 cerros. Foto Cristina Rodríguez / La Jornada

Por

Por 

César Arellano García / La Jornada

Ciudad de México, 11 de octubre.- El Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAICM) será un fracaso porque técnicamente Texcoco es el peor sitio para construir la terminal aérea. La superficie tiene riesgo de hundimiento ya que está en zona lacustre. Durante el Foro Ciudadano Informativo, investigadores y especialistas hablaron sobre los impactos ambientales generados por la nueva terminal aérea, entre otras cusas, por la devastación de más de 80 cerros.

Los expertos -algunos que ya han estado en distintos foros- hoy volvieron a hablar. Ahí estuvo Josefa González Blanco, próxima secretaria de Medio Ambiente, quien dijo que no tiene una postura a favor o en contra del NAIM e hizo un llamado a la población para escuchar la opinión de los especialistas a fin de estar informados previo a la próxima consulta ciudadana a finales de octubre.

“Lo que tenemos que hacer todos los ciudadanos es informarnos de los expertos para poder tomar decisiones racionales basadas en ciencia sobre una realidad. Mi papel es convocarlos a los conocedores y no emitir una postura. Yo no tengo una postura ni a favor ni en contra porque estamos escuchando. Ayer estuve con los compañeros en el territorio para escuchar, recabar toda esta información que es muy importante que todos tengamos. 

"Debemos que ser muy maduros y responsables, por eso están aquí los compañeros. Este es un foro ciudadano informativo únicamente. Nuestro interés es el medios ambiente y la paz social, eso es lo que tenemos que tener en mente más allá de intereses, posturas o colores, es este país, es este medio ambiente que tenemos que cuidar, que tanto amamos, es este espacio geográfico, eso es lo que nos une a todos. Venimos a escuchar a los expertos. Los escuchamos, valoramos con mucho respeto su opinión, y después nos formaremos nuestra propia opinión sobre cómo votaremos, a favor o en contra del aeropuerto”, reiteró a los asistentes en el Club de Periodistas.

Por su parte, Magdalena Colunga García Marín, bióloga egresada de la UNAM y quien estuvo a cargo de la gerencia de protección ambiental en Aeropuertos y Servicios Auxiliares (Asa) en 1996, señaló que en caso de que la Base Aérea de Santa Lucía, en el estado de México sea viable se tendrá que realizar un nuevo estudio de impacto ambiental el cual puede tardar hasta un año.

Agregó que la planeación de un aeropuerto no es fácil pues se tienen que revisar muchos puntos y que Santa Lucía no cuenta con información suficiente para evaluar el impacto ambiental. “Hay normas en la Organización de Aviación Civil internacional (OACI) sobre seguridad, medio ambiente, manejo de ruido, emisiones a la atmósfera que sería bueno consultar. Les podría mencionar simplemente el anexo 14 que nos habla de cómo planear un aeropuerto tiene una parte dedicada la parte de producción ambiental; el anexo 16 que va enfocado únicamente y exclusivamente a la protección del medio ambiente.

El anexo 17 que habla de la seguridad operacional. Para que un aeropuerto funcione, para que las líneas aéreas de otros países lleguen a un aeropuerto, ese aeropuerto necesita estar certificado. En el caso de Santa Lucía no cuenta con la información suficiente que nos permite evaluar y contrastar el impacto ambiental de la operación simultanea con el actual aeropuerto”.

NACIM, destinado a fracasar
Por su parte, Fernando Córdova, biólogo por la UNAM y con doctorado en Ecología, aseguró que el proyecto del NACIM “va a fracasar porque si se pone un proyecto de esta magnitud sobre una locación pésima en términos de la estabilidad del suelo, vas a tener problemas constructivos, pero los ingenieros perjuran que se pueden resolver y no hay problema con el hundimiento, el punto es a qué costo.

“Aquí no estamos hablando del costo económico, sino el costo social y ambiental que va a tener esto, es decir, si ese aeropuerto estuviera sobre suelo firme no tendrían que estar sacando esa cantidad o esa devastación de material de todas las minas que está haciendo evidente el 20 por ciento de avance. Tenemos que salir a la consulta y dejar claro que este país quiere hacer las cosas diferente”.