Chihuahua | 11 de Octubre de 2018

Se estima que los juzgados federales tendrán una mayor carga de trabajo, ya que se disminuirá la construcción de juzgados y tribunales. Foto cortesía / archivo

Por

Por 

Gustavo Castillo García / La Jornada
Ciudad de México, 11 de octubre.- Ante la posibilidad de que se concrete la reducción salarial para quienes ostentan altos cargos públicos, decenas de jueces y magistrados federales han externado su deseo de solicitar su jubilación anticipada, confirmaron integrantes de diversos circuitos judiciales. Sin embargo, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) señaló que no se han incrementado el número de trámites a este respecto y que anualmente el número de casos de retiro oscila entre 20 y 30 casos.

Jueces y magistrados indicaron que ante el anuncio de que en la próxima administración federal se establecerán legalmente topes salariales y nadie podrá ganar más que el presidente de la República, en diversas reuniones sociales han escuchado a sus compañeros de mayor antigüedad decir que prefieren retirarse a perder los ingresos y beneficios que actualmente disfrutan.

De acuerdo con los registros del CJF en México existen alrededor de mil 500 impartidores de justicia y anualmente pasan a situación de retiro entre 20 y 30 de ellos. La Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación indica en el artículo 108 que un juzgador sólo podrá llegar al retiro forzoso al cumplir 65 años de edad.

Entre los acuerdos del pleno del CJF, existe uno emitido el 17 de marzo de 2015 que refiere: Los jueces de distrito y los magistrados de circuito al retirarse del cargo, ya sea por haber cumplido la edad para el retiro forzoso a que se refiere la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación o por sufrir incapacidad permanente debidamente dictaminada, recibirán una pensión vitalicia equivalente hasta 80 por ciento del ingreso mensual bruto que corresponda a los mismos funcionarios en activo.

Cuando “se retiren del cargo antes de cumplirse alguno de los supuestos a que se refiere el párrafo anterior, tendrán derecho a una pensión vitalicia equivalente a la parte proporcional de la pensión señalada (…) conforme a la edad y a los años de servicio en el Poder Judicial de la Federación”, esto es, que “el monto de las pensiones por retiro anticipado se determinará conforme a una tabla en la cual se deberán tomar en consideración un mínimo de 25 años de servicios efectivos en el Poder Judicial de la Federación y una edad mínima de 65 años; en este caso la pensión mínima será equivalente a 45 por ciento del ingreso mensual que corresponda a los mismos funcionarios en activo.

En ese contexto, los funcionarios entrevistados mencionaron que existe la posibilidad que para finales de este año y principios del siguiente el número de jueces y magistrados que podrían solicitar su pensión anticipada pudiera ascender a unos 50 u 70 casos, pero no consideramos que se trate de casos vinculados al anuncio de reducción salarial.

A ese respecto, las fuentes consultadas refirieron que la propuesta de reducción presupuestal presentada por el Poder Judicial de la Federación no refiere ninguna disminución salarial para sus integrantes, sino solamente a los rubros relacionados con inversiones, construcciones y adquisiciones, por un monto superior a los 5 mil millones de pesos.

De esa manera, se estima que los juzgados federales tendrán una mayor carga de trabajo, ya que se disminuirá la construcción de juzgados y tribunales.