méxico | 11 de Octubre de 2017

El matrimonio entre menores es una de las causas de baja escolar entre las niñas Foto Unicef

Por

Por 

Letra Ese

Ciudad de México, 11 de octubre.- Ante la preocupación de que el Código Civil Federal establece los 14 años como la edad mínima de las niñas para contraer matrimonio y 16 para los niños y que en cinco estados (Baja California, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro y Sonora) todavía aceptan excepciones a la prohibición del matrimonio infantil y un estado -Chihuahua- establece una edad menor a los 18 años para casarse legalmente, la Entidad de la ONU para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU Mujeres), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) hicieron un lllamado a erradicar el matrimonio infantil en todos los estados de la República mexicana.

En el marco del Día Internacional de la Niña, las agencias internacionales, a través de un comunicado de prensa, resaltaron que el matrimonio y las uniones tempranas de las niñas constituyen una violación a sus derechos humanos y son consideradas por la ONU como prácticas nocivas que afectan gravemente la vida, la salud, la educación y la integridad de las niñas.

Añadieron que el mayor problema derivado de dichas prácticas es que impactan en el desarrollo futuro de las niñas y adolescentes y el de sus familias, además de incrementar la discriminación y el riesgo de violencia contra ellas. Resaltando como consecuencias: la deserción escolar, el embarazo prematuro, la mortalidad materna, la transmisión intergeneracional de la pobreza y, en general, la limitación a las oportunidades de vida de las niñas y adolescentes.

Por ello, asegurar en las leyes y políticas públicas que ninguna niña sea víctima de estas prácticas constituye una medida de protección de sus derechos, afirmaron las instancias del sistema de Naciones Unidas.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica  del 2014 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en México hay 6.8 millones de mujeres entre los 15 y 54 años que se unieron conyugalmente antes de los 18 años. La tendencia de las uniones tempranas ha variado poco en los últimos 30 años: entre las mujeres de 50 a 54 años 25.3 por ciento se unieron antes de los 18 años, mientras que en el grupo de edad de 20 a 24 años este porcentaje es de 21.4 por ciento.

Violencia

Por su parte, a través de una misiva, la Red por los Derechos de la Infancia en México, resaltó que los sismos del 7 y 19 de septiembre que derivaron en desastre social en más de cinco entidades del país, develaron que el gobierno mexicano no tiene al Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas Niños y Adolescentes cómo un mecanismo de coordinación de alto nivel ya que hasta el momento ha reinado la descoordinación entre instituciones públicas que impiden respuesta inmediata, atención apropiada y mecanismos de prevención de desastres. La pérdida de vidas, destrucción de escuelas y viviendas está afectando de forma importante el retorno a la vida cotidiana de la niñez, especialmente las niñas y mujeres jóvenes.

De igual manera, la Red cuestionó que haya una negativa sistemática para activar las Alertas de Violencia de Género contra las Mujeres en diversas entidades y la politización de la misma ante la urgencia de ofrecer respuestas reales que brinden seguridad a mujeres, niñas y adolescentes, siendo estos dos últimos sectores severamente afectados, pues 18.2 por ciento del total de los casos de desaparición en el país son de niñas y adolescentes.

La organización civil también hizo énfasis en la violencia sexual que padece este sector, pues la Encuesta de Cohesión Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia  2014 mostró que 50 por ciento de la población adolescente encuestada, de 12 a 17 años fue víctima de algún delito sexual, de las cuales siete de cada 10 adolescentes victimizados por estos delitos fueron mujeres.

El pasado 19 de diciembre de 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 66/170 en la que declaraba el 11 de octubre como el Día de la Niña, este día ha sido clave para recordar que las niñas y las adolescentes experimentan una doble discriminación por edad y género. Este año 2017 el lema es “Empoderar a las niñas: antes y después de las crisis” que pretende resaltar que las niñas aun en las situaciones de crisis siguen siendo una fuente de poder, energía y creatividad pero, al mismo tiempo, se encuentran entre los grupos de población más vulnerables y frágiles.