cultura | 11 de Septiembre de 2018

"Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica".   Foto captura de vídeo.

Por

Por 

Redacción   
Tijuana, 11 de septiembre.- Un día como hoy pero de 1973, el entonces presidente de Chile, Salvador Allende, fue derrocado de su cargo mediante un golpe de estado militar encabezado por el general Augusto Pinochet, lo que ocasionó que se suicidará mediante un disparo en la barbilla.  

Allende fue electo de manera democrática en 1970, un cargo que debía ostentar hasta 1976, pero luego del golpe organizado con ayuda de Estados unidos y más específicamente la CIA; el general Pinochet instauró una dictadura militar, durante la cual se realizaron miles de asesinatos, desapariciones y torturas.  

El día del golpe de estado el presidente Allende pronunció su último discurso a través de Radio Magallanes, en el que se dirigía al pueblo chileno y demostraba su amor por Chile y su fe en el futuro.  

"Seguramente Radio Magallanes será acallada y el metal tranquilo de mi voz ya no llegará a ustedes. No importa. La seguirán oyendo. Siempre estaré junto a ustedes. Por lo menos mi recuerdo será el de un hombre digno que fue leal con la patria", expresó el entonces presidente chileno.  

"Éstas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que por lo menos será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición", finalizó en su emotivo discurso de despedida.

 
A continuación, dejamos algunas de las frases que pronunció y las cuales representan su ideología y sobre todo el amor que siempre tuvo hacia su pueblo:  
"Colocado en un tránsito histórico, pagaré con mi vida la lealtad del pueblo". 

"Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica".  

"Algún día América tendrá una voz de continente, una voz de pueblo unido. Una voz que será respetada y oída; porque será la voz de pueblos dueños de su propio destino".  

"Sin tener carne de mártir no daré un paso atrás… No tengo otra alternativa. Sólo acribillándome a balazos podrán impedir la voluntad que es hacer cumplir el programa del pueblo".