Baja California | 11 de Agosto de 2017

La garita de El Chaparral será cerrada totalmente por tres días y durante tres meses de manera parcial. Foto Especial

Por

Por 

Alberto Elenes

Tijuana, 11 de agosto.- La Aduana de Tijuana alista medidas para atender la demanda vehicular que provocará a la garita de Otay el cierre parcial del cruce fronterizo de “El Chaparral” durante los días 23 al 25 de septiembre en dirección de Estados Unidos a México, a causa de que las obras que se realizan del lado estadunidense.

El actual administrador de la Aduana de Tijuana, Enrique Orantes González, mencionó que la garita de Otay cuenta con las condiciones para triplicar el servicio actual, de 20 mil vehículos diarios con cruces inmediatos, cuya espera se incrementa solo siete minutos durante las horas pico.

Para el caso de los 5 carriles para vehículos ligeros, podrán habilitar un espacio más para crear un sexto carril durante el tiempo que duran con las obras los ingenieros estadunidenses.

Para este fin, tras un recorrido por el acceso a México por Otay, autoridades federales, de Sedena y de la propia Aduana decidieron retirar parte de un muro que se localiza al cruzar la zona peatonal, “hay una banqueta, se va a quitar y se va hacer un tercer carril”, dijo Enrique Orantes.

Actualmente, la garita de Otay no recibe autobuses de pasajeros, solamente se realizan por El Chaparral, que recibe cuatro camiones por hora en promedio, pero por Otay podrán dar servicio hasta 12 unidades sin ningún problema, aseguró Orantes González.

Indicó que trabajarán coordinación con el Instituto Nacional de Migración (INM) con la finalidad de que sus agentes brinden el servicio a los pasajeros, al pie de los mismos camiones, y con lo que se le daría mayor agilidad al trámite de internación.

La seguridad será reforzada en Otay tanto con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), como agentes aduanales que serán canalizados de El Chaparral mientras no esté operando ese cruce fronterizo.

El administrador de la Aduana adelantó que durante el tiempo que permanezca cerrado El Chaparral no darán atención a la importación de muebles o artículos de segunda.

“Solamente a ese sector de muebleros y segunderos le estamos pidiendo atienda estas circunstancia, porque es tanto el volumen de operación ahí, que nos va a obstruir las operaciones y va hacer un cuello de botella”, precisó.

El flujo vehicular de “El Chaparral” es de 40 mil vehículos diariamente, por eso recomienda que “si no tienen en ese periodo por qué ir a Estados Unidos no lo hagan, o bien utilicen también los cruces peatonales de El Chaparral, San Ysidro o por la garita de Otay”.

Cierre parcial durará tres meses

Tras los tres de cierre total, se reanudarán las operaciones El Chaparral pero con menor capacidad a la actual, de ocho a solo tres carriles, durante tres meses que duren las obras.

Para contrarrestar los cuellos de botella que se generarán, las autoridades municipales colocan de señalética para orientar sobre las rutas a tomar hacia distintos puntos de la ciudad.

También recientemente fue abierto el cruce de norte a sur del PedWest, que opera con un horario de 6:00 horas a 22:00 horas, durante estos días que dure la “contingencia” estará abierto las 24 horas del día, con la posibilidad de que se quede de manera permanente, concluyó Enrique Orantes González.