Baja California | 11 de Julio de 2018

El lunes pasado tendrían una reunión con Raúl Melo -representante legal de la constructora- pero este no asistió Foto cortesía

Por

Por 

Antonio Maya 
Tijuana, 11 de julio.- Personal del ayuntamiento de la ciudad acudió a colocar sellos de “clausurado” a la maquinaria que era utilizada para el movimiento de tierra en el fraccionamiento “Valles del Pedregal”, luego de que por la mañana un grupo no mayor a 20 colonos del Comité de Vecinos de Lomas del Rubí, exigieron en las inmediaciones de Palacio Municipal que se detuvieran los trabajos de obra.

Mariana Morales quien es integrante del comité de vecinos dijo que Grupo Melo pretende realizar excavaciones en la zona afectada por el deslizamiento de tierra del pasado 4 de febrero en la colonia Lomas del Rubí, con la intención de hacer un estudio de los hechos y causas del deslizamiento, por lo que aseveró que otras 50 familias podrían perder sus viviendas ya que el suelo es inestable además de que “ellos pretenden proteger su negocio y no les importan nuestras casas”.

Aseguró que el lunes pasado tendrían una reunión con Raúl Melo  -representante legal de la constructora-  pero este no asistió. Los vecinos comentaron que dudan del perito que nombró el Poder Judicial y a la vez de la constructora lo que los orilla a dudar de la imparcialidad con la que está actuando el Agente del Ministerio Público en el desahogo de las denuncias presentadas por los vecinos.

El 19 de junio el Ayuntamiento de la ciudad informó que se deslindaban de la responsabilidad de lo sucedido en la colonia, donde 161 casas fueron afectadas por el deslizamiento de tierra provocado por Grupo Melo, al que el municipio acusa de ser el único culpable, además aseveraron que el 1 de junio demandaron a al grupo constructor por las afectaciones a la infraestructura del gobierno municipal, que ascienden a más de 9 millones de pesos según el avalúo que ellos realizaron.