Chihuahua | 11 de Julio de 2017

Foto Moysés Zúñiga Santiago/Archivo La Jornada

Por

Por 

Rubén Villalpando, La Jornada

Ciudad Juárez, 11 de julio.- Personal de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua cumplimentó una orden de aprehensión girada contra dos mandos de la Policía Estatal Única de la misma dependencia, en el municipio de Madera, por su probable participación en la desaparición forzada de tres personas en el municipio de Cuauhtémoc.

La jueza de Control del Distrito Judicial Benito Juárez, Nora Aída Espino Aguirre, libró la orden de aprehensión contra el encargado de despacho de la Dirección de Seguridad Pública Municipal y el subcoordinador regional de la zona Occidente de la Policía Estatal Única división Preventiva, por hechos que se registraron el pasado 9 de junio.

Aquel día, los hoy imputados atendieron el reporte de personas armadas al exterior de un domicilio del Fraccionamiento La Ciudadela”. En el lugar detuvieron a Jesús Manuel Guadarrama Cisneros, Leonardo Arcos Mora y Daniel Valladolid Martínez y aseguraron un vehículo Honda Civic 2003 y posteriormente, fueron trasladados a las oficinas de la DSPM que se ubican en la calle López Mateos.

En las indagatorias, señala el informe, se estableció que en el patio principal de Seguridad Pública los mandos Jesús N. e Israel N, se quedaron a solas con los tres hombres y tuvieron siempre en su poder la llave del automóvil; esta fue la última ocasión en que se supo de ellos.

Tras la denuncia, la investigación de la Fiscalía Especializada en Control, Análisis y Evaluación, arrojó que los imputados, ocultaron a los detenidos y omitieron datos sobre su paradero, pues nunca los registraron en la bitácora de ingresos, ni puestos a disposición de alguna autoridad; causando con ello, la desaparición forzada.

Ambos agentes fueron puestos a disposición de la Juez de Control, donde el Ministerio Público habrá de formularles imputación por los hechos de que son acusados.

En alerta ante posibles reacciones por homicidio de preusnto líder de "La Línea"

Por otro lado, el secretario General de Gobierno, César Jáuregui Robles, dijo que “activaron las alertas ante posibles reacciones de los grupos del crimen organizado ante el homicidio del empresario Jesús Luján Weckmann, alias “El Gato”, presunto líder estatal en Chihuahua de “La Línea”, brazo operativo del Cártel de Juárez  y jefe de “El 80”, jefe del narco en la sierra, involucrado en los enfrentamientos.

“Siempre que personas identificadas como líderes de los cárteles son abatidos, se pueden dar situaciones de confrontamiento con otros grupos internos o externos que buscan apoderarse del territorio o de plazas”, explicó Jáuregui Robles.

“Sí ha habido una preocupación”, dijo y agregó que, si bien el gobernador Javier Corral particularmente no había solicitado seguridad o protección adicional tras la ejecución de “El Gato”, sí señaló las amenazas recibidas por éste sujeto desde el año pasado.

Sondeo

¿Es suficiente el retiro de concesiones de taxis amarillos ante los actos de violencia de sus choferes?