Baja California | 11 de Junio de 2019

El delegado del Instituto de Migración, Rodulfo Figueroa, afirmó que están a la espera de la instrucción que gire el Gobierno de México para conocer los detalles operativos para atender la problemática migratoria en la región, luego del acuerdo con los Estados Unidos celebrado el pasado fin de semana. Foto Jorge Ley

Por

Por 

Jorge Ley

Tijuana, 11 de junio.- El delegado del Instituto Nacional de Migración (INM) en Baja California, Rodulfo Figueroa Pacheco, reveló que 6 mil 435 centroamericanos han sido deportados por Estados Unidos a sus países, lo que significa que el problema se ha despresurizado en la región.

Sostuvo que gracias al apoyo de las organizaciones de la sociedad civil (OSC) y la tardanza en los trámites a las solicitudes de asilo, muchos aspirantes al "sueño americano" han solicitado apoyo para retornar a sus tierras, mientras que otros más se han acercado para arreglar su situación migratoria en territorio mexicano.

"Afortunadamente ya no hay crisis; lo que antes fue un problema de carácter político, hoy es un asunto saldado. Los actores de Pueblos Sin Fronteras hoy operan en otros lados y los migrantes provenientes de Honduras, Guatemala y El Salvador ya se encuentran laborando y otros más en sus respectivos hogares".

Rodulfo Figueroa comentó que un grupo considerable de personas han regresado por sus propios medios, al reiterar que en Baja California diversos grupos sociales han contribuido de forma exitosa para atender la contingencia que recrudeció en meses anteriores.

Dijo que están a la espera de la instrucción que gire el Gobierno de México para conocer los detalles operativos para atender la problemática migratoria en la región, luego del acuerdo con los Estados Unidos celebrado el pasado fin de semana.