méxico | 11 de Junio de 2018

La profilaxis pre exposición puede reducir a cero el riesgo de adquirir el virus Foto Foto de archivo La Jornada

Por

Por 

Ángeles Cruz Martínez, La Jornada
México, 11 de junio.- El riesgo de adquirir el virus de inmunodeficiencia humana (VIH-sida) puede ser de cero y con ello detener la epidemia en el mundo. Eso podría ocurrir en los siguientes 12 años con estrategias como la profilaxis pre exposición (PrEP), la cual consiste en que las personas en riesgo (no infectadas) tomen a diario un medicamento antirretroviral que ya ha demostrado su capacidad para evitar que el virus ingrese a las células.

En México está iniciando un proyecto piloto para proporcionar el fármaco a 3 mil personas no infectadas y hacer un seguimiento de tres años. Participarán individuos de Ciudad de México –por medio de la Clínica Especializada Condesa–, Guadalajara y Yucatán, explicó Carlos Magis, director de Atención Integral del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH-sida.

La actividad forma parte, a su vez, de un proyecto internacional financiado por una agencia de Naciones Unidas, en el que también están Perú y Brasil.

Por otro lado, dijo, está la cobertura universal de medicamentos que en México está garantizada y llega a 94 por ciento de quienes saben que son portadores del virus, pero apenas 83 por ciento mantiene niveles indetectables del VIH en la sangre; es decir, llevan una vida normal y pueden aspirar a llegar a los 75 años como el promedio de la población general.

El especialista participó en Latina Forum en VIH 2018, donde alrededor de 250 médicos conocieron de los avances científicos y clínicos en la materia, así como los alcances de la estrategia 90-90-90 del Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre VIH-sida (Onusida). Ésta consiste en que los países logren llegar al año 2020 con 90 por ciento de las personas portadoras de VIH enteradas de su situación; que de ellas, 90 por ciento tenga acceso a los terapias médicas, y de éstas, a su vez, que 90 por ciento logre una carga viral indetectable en la sangre.

De conseguirlo y junto con otras acciones como la PrEP, para el año 2030 el sida dejaría de ser una epidemia, comentó Pedro Cahn, director Científico de Fundación Huésped, de Argentina.

Hasta ahora, a escala global, apenas 70 por ciento de los seropositivos sabe que vive con VIH. Alrededor de 7.5 millones de individuos lo desconocen. De quienes lo saben, sólo 53 por ciento está en tratamiento clínico; faltan 10.2 millones.

De los que tienen acceso a las terapias antirretrovirales, 44 por ciento tiene control de la infección y hay otros casi 11 millones de personas que mantienen niveles elevados del virus en la sangre.

Respecto de la PrEP, Carlos Magis explicó que el antirretroviral Truvada (combinación de emtricitabina y tenofovir), de uso común en las terapias para controlar el VIH, también demostró ser eficiente para prevenir la transmisión del virus, principalmente en los grupos de alto riesgo, tales como hombres que tienen sexo con hombres, personas transgénero y usuarios de drogas inyectables.

En México, el proyecto piloto está a cargo del Instituto Nacional de Salud Pública. Se busca demostrar cuál es el mejor método para lograr la adherencia a la terapia. Es la única manera de asegurar la eficacia de la prevención, apuntó.

Sondeo

¿Cuál es la causa de la ola violenta que se vive en Tijuana?