deportes | 11 de Mayo de 2018

Todos los que lleguen a Rusia tendrán una perspectiva diferente, ya pasaron por un proceso de Sub 17, fueron a un Mundial Foto La Jornada

Por

Por 

Erendira Palma Herández / La Jornada
Ciudad de México, 11 de mayo.- Los jugadores que representarán a México en Rusia 2018 tendrán su última oportunidad para consolidarse como grandes futbolistas luego de la amplia experiencia que han adquirido en torneos internacionales, aseguró Jesús Ramírez.

Todos los que lleguen a Rusia tendrán una perspectiva diferente, ya pasaron por un proceso de Sub 17, fueron a un Mundial. Creo que es el momento de empezar a posicionarnos en los mejores lugares con la selección mayor y el estado anímico puede determinar los resultados, apuntó.

Ramírez reconoció el talento de los futbolistas que estuvieron bajo su mando cuando se coronaron en el Mundial Sub 17 2005, aunque también se mostró mesurado y no se aventuró a confirmar que representan a una generación dorada del balompié mexicano.

Explicó que el conjunto tricolor que jugará en Rusia 2018 se caracteriza por ser uno de los primeros con un trabajo de fuerzas básicas más fuerte, ya que han seguido un proceso desde jóvenes para cumplir con la meta de llegar lo mejor preparados posible a la selección mayor.

“El trabajo que se generó durante estos 10 años fue con la visión de que el jugador llegara con una amplia preparación desde fuerzas básicas, es el caso de Giovani dos Santos, Carlos Vela, Marco Fabián o Diego Reyes. Trabajé con muchos de ellos ese proceso y creo que están en el mejor momento para que México dé el paso que nos ha faltado en la Copa del Mundo.

El estratega no se asusta cuando escucha los nombres de Alemania y Suecia como rivales de México, ya que aseguró que lo importante será la mentalidad.

La confianza del jugador será fundamental. El estado mental determina la situación de las cosas, pudiste haber entrenado un mes sin parar, pero si no tienes la convicción de ganar, ese trabajo será tirado a la basura, aseveró.

Afirmó que cuando ganó el título en la categoría Sub 17 la clave fue el trabajo mental que realizó con los jugadores para que se convencieran de que tenían todas las cualidades para ser campeones. Destacó que el coaching y la sicología deportiva ahora está de moda, pero deben ser herramientas fundamentales para cualquier equipo.

El trabajo primario no es el futbol, eres tú, tu mente. A veces creen que es una embarradita de motivación, pero en realidad es un trabajo permanente. Yo hice que los jugadores se convencieran de que podían lograrlo, que podíamos ser campeones del mundo, expresó emocionado.

Sondeo

¿Cuál es la causa de la ola violenta que se vive en Tijuana?