méxico | 11 de Abril de 2018

Legisladores de diversos partidos políticos y expertos en temas electorales y de transparencia expresaron su rechazo a la decisión del TEPJF Foto Jesús Villaseca / La Jornada

Por

Por 

Enrique Méndez, Néstor Jiménez, Andrea Becerril, Víctor Ballinas, Fernando Camacho Servín, Alma E. Muñoz y César Arellano / La Jornada

Ciudad de México, 11 de abril.- Legisladores de diversos partidos políticos y expertos en temas electorales y de transparencia expresaron su rechazo a la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), el cual avaló la inclusión de Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, en la boleta electoral.

Precisaron que fue una decisión política y que resta credibilidad a ese órgano, además de generar una sensación de incertidumbre en víspera de los comicios. Para el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado fue una determinación justa, y las dirigencias de Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano, integrantes de la coalición de Por México al Frente, señalaron que no cuestionarán las decisiones del TEPJF.

La bancada de Morena en San Lázaro, en voz de su vicecordinador, Virgilio Caballero, se dijo preocupada de la decisión, ya que, sostuvo, tiene trasfondo político. Las fracciones del PAN, PRI y Partido Verde Ecologista de México (PVEM) adelantaron que dichos institutos políticos no impugnarán y respetarán la resolución de dar el visto bueno a la candidatura del gobernador con licencia de Nuevo León.

Senadores del PAN, Partido del Trabajo (PT), Morena y PRD advirtieron que está en duda la credibilidad del TEPJF, luego de su decisión dividida de ordenar el registro de la candidatura independiente de Rodríguez Calderón a la Presidencia de la República.

La senadora priísta por Nuevo León Ivonne Álvarez, quien contendió con El Bronco por la gubernatura de esa entidad, dijo que respalda la resolución del TEPJF, ya que estuvo apegada a derecho y consideró que fueron muy sólidas las argumentaciones de los magistrados.

Para Javier Martín Reyes, profesor asociado del Centro de Investigación y Docencia Económicas, y Mauricio Merino, coordinador general del Movimiento Nosotrxs, el fallo del TEPJF es una muy mala decisión, pues genera una sensación de duda.

Martín Reyes, destacó que uno de los aspectos más cuestionables es que le permitieron contender pese a tener más de 800 mil firmas simuladas y más de 80 mil fotocopiadas. Aunque el caso de Armando Ríos Piter es fundamentalmente el mismo, a él le dieron 10 días para verificar la validez de las firmas recabadas, lo cual muestra que el TEPJF aplicó dos criterios distintos para casos idénticos. Merino dijo que el principio número uno en la materia electoral es la certeza y hoy tenemos incertidumbre.

En el Senado, el coordinador del PT-Morena, Manuel Bartlett, advirtió que se trata de un tribunal en que la mayoría de sus integrantes fueron electos por cuotas entre las dos principales fuerzas políticas en el Senado y en esta ocasión cuatro de ellos respondieron a las exigencias de quienes pretenden restar puntos a López Obrador.

Advirtió que no lo van conseguir, dijo, pero es un escándalo el fallo en favor de El Bronco, a pesar de las trampas, falsificaciones de firmas y demás chanchullos que documentó el INE.

La Sala Superior es la última instancia y sus resoluciones son determinantes e inatacables, señaló Dante Delgado, líder de Movimiento Ciudadano. En función de ello, en un estado de derecho se tienen que respetar las decisiones del tribunal.

Jorge Lumbreras, coordinador de asesores de la Fiscalía Especializa para la Atención de Delitos Electorales, dijo que las decisiones que tomen las autoridades electorales tienen que respetarse y dar continuidad al proceso democrático. Señaló que lo importante es que el proceso electoral transcurra en condiciones de credibilidad, confianza y legitimidad.