mundo | 11 de Marzo de 2018

El presidente de la Federación Rusa Vladimir Vladimirovich Putin Foto especial

Por

Por 

Juan Pablo Duch

Moscú, 11 de Marzo.- Por enésima ocasión, el presidente Vladimir Putin negó de modo categórico que el Kremlin haya ordenado algún tipo de injerencia en las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016.

¿Por qué han decidido que las autoridades de Rusia, incluido yo, hemos dado permiso a alguien para hacer eso (inmiscuirse en el proceso electoral estadounidense)?, lanzó Putin en una entrevista con el canal NBC de Estados Unidos, realizada los días primero y 2 de marzo, cuya versión estenográfica difundió el viernes anterior por la noche el servicio de prensa del Kremlin.

Putin fue enfático al deslindar al Estado ruso de la intromisión que atribuye el fiscal especial estadunidense, Robert Mueller, a 13 ciudadanos rusos y tres empresas de este país.

Interrogado acerca de si no está en contra de que esas personas, según el fiscal, hayan difundido información falsa en las redes sociales para favorecer al entonces candidato republicano Donald Trump, Putin respondió: Me da igual. Me importa muy poco, porque no actuaron en nombre del Estado. No representaron los intereses del Estado ruso y no podemos juzgar a nadie que no ha violado nuestras leyes.

Agregó: Y si son rusos, ¿qué? Hay 146 millones de rusos. ¿Y qué? ¿Y si en realidad no son rusos y resulta que son ucranianos, tártaros y judíos simplemente con pasaporte ruso? Tienen que verificarlo, deben revisar si tienen doble ciudadanía o permiso de trabajo. ¿Qué tal si les pagó un estadunidense? ¿Usted no lo sabe? Yo tampoco, reflexionó el mandatario ruso.

Putin restó importancia a que Mueller haya implicado a Yevgueni Prigozhin, a quien la prensa de este país considera muy cercano al presidente ruso, y a 12 empleados suyos. Admitió conocer al controvertido empresario, pero desmintió que sea su amigo. Dijo que Prigozhin no es funcionario público, no trabaja para el gobierno. Es un simple particular, un empresario conocido.

En repetidas ocasiones el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha negado cualquier colusión con Moscú, posibilidad que a Putin le provoca risa.

“¿De verdad alguien puede creer que Rusia, a miles de kilómetros de distancia, influyó en el resultado de las elecciones (de Estados Unidos)? ¿No es ridículo?, enfatizó.

Putin también dedicó varios elogios a su homólogo estadunidense: Creo que es una persona con mucha experiencia, un empresario de larga trayectoria y sabe que cuando hace falta establecer relaciones de trabajo efectivas se debe tratar con respeto al posible socio. De lo contrario, no se logra nada. Pienso que éste es un enfoque pragmático, expresó.

Añadió acerca de Trump: También estoy convencido de que, a pesar de que apenas está en su primer periodo como presidente, aprende muy rápido y entiende perfectamente que, en una situación como la que nos encontramos, dedicarse a intercambiar quejas e insultos no conduce a ningún sitio. Ello simplemente quitaría a nuestros países la última oportunidad de dialogar, lo cual sería muy lamentable.