Baja California | 11 de Febrero de 2019

Afirmó que la inversión de la empresa es la más importante que ha recibido el estado en los últimos 25 años y que, de no instalarse en la entidad, "ténganlo por seguro que se va a ir rapidito a Sonora o Coahuila donde ya tienen inversiones y donde serán bien recibidos". Foto La Jornada

Por

Por 

Ángel Ramírez

Tijuana, 11 de febrero.- El presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Gustavo de Hoyos Walther, afirmó que de obstaculizarse o no llevarse a cabo la instalación de la empresa Constelation Brands en Baja California provocaría un daño reputacional e irreversible para Baja California.

Resaltó que la inversión de la empresa cervecera es la más importante que ha recibido el estado en los últimos 25 años y que, de no instalarse en la entidad “ténganlo por seguro que se va a ir rapidito a Sonora o Coahuila donde ya tienen inversiones y donde serán bien recibidos.

A unos días de que se aprobara la viabilidad del plebiscito en referente a la permanencia o no de la planta cervecera, De Hoyos Walther exigió respeto a la legalidad y pidió a los ciudadanos tener conciencia de la importancia de esas inversiones en el estado.

Sentenció que de no permitir que la empresa se instale, “los que pierden son los ciudadanos y los trabajadores por no tener oferta de trabajo”. Lo anterior lo expuso luego de presidir la toma de compromiso del Consejo Directivo 2019 de la Coparmex Tijuana.

Mexicali tiene agua: Vega

En entrevista aparte con medios de comunicación, el gobernador Francisco Vega de Lamadrid, afirmó que realizar un plebiscito para que la población decida la permanencia de la planta podría generar un "mal mensaje" a los inversionistas locales, nacionales y extranjeros.

Además sostuvo que la oposición a que se instale en la entidad tiene un trasfondo político, por lo que descalificó que el argumento de la escasez de agua sea válido, pues además afirmó que "que nos quede claro, Mexicali, su valle, tiene agua".