méxico | 11 de Enero de 2018

Manifestantes durante la protesta en la columna del Ángel de la Independencia sobre Paseo de la Reforma Foto Fernando Camacho

Por

Por 

Fernando Camacho Servín / La Jornada

Ciudad de México, 11 de enero.- Un grupo de peruanos residentes en el país, acompañados por mexicanos solidarios, llevó a cabo esta tarde una manifestación en la glorieta del Ángel de la Independencia para expresar su rechazo al indulto otorgado por el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynsky, al ex mandatario del país sudamericano, Alberto Fujimori, el cual calificaron como una "burla y un insulto".

Carmen Aidée Matos, de la Confederación de la Diáspora Peruana (CDP), subrayó que este jueves se realizaron movilizaciones en diversas ciudades de Perú, así como en el extranjero, para repudiar el indulto a Fujimori, que fue ordenado por el actual presidente de esa nación el pasado 24 de diciembre, "por medios legales pero de forma muy manipulada".

De acuerdo con la manifestante, al indultar a Fujimori --quien gobernó Perú entre 1990 y 2000--, Kuczynsky pasó por alto sus propias promesas de campaña de no permitir la salida de la cárcel del ex mandatario, quien fue condenado en 2009 a 25 años de prisión, acusado de crímenes de lesa humanidad.

Fabiola Escárzaga, profesora de la UAM Xochimilco y especialista en temas de política de Perú, coincidió en que el indulto a Fujimori "es una burla a la sociedad peruana, a la institucionalidad política y al sistema internacional de derechos humanos", ya que el ex mandatario estaba acusado de diversos crímenes de lesa humanidad.

Su liberación "es una muestra de la influencia que sigue teniendo Fujimori a través de sus hijos Keiko y Kenji. Es un cáncer del que no se libra la sociedad peruana y que se reproduce" a través de sus familiares y seguidores, lamentó.

Ricardo Melgar, también integrante de la CDP, recordó los delitos por los que se le acusa a Fujimori --entre ellos la esterilización masiva de mujeres indígenas, la comisión de masacres y la formación de grupos paramilitares-- y deploró que el indulto fue ordenado por Kuzcynsky para evitar ser desaforado, por un escándalo de corrupción relacionado con la empresa brasileña Odebrecht.

"Aunque el Presidente llama a que este sea el año del diálogo y la reconciliación, todos los hechos prueban que es el año de la polarización y el desencuentro, del desarrollo de más impunidad y corrupción. La salida más inmediata tendría que ser una convocatoria a otro proceso electoral y una limpia del Poder Judicial. No será fácil, pero no hay vías de democratizacion sin remoción de todas estas lacras", enfatizó.

Sondeo

¿Cómo enfrentará la cuesta de enero?