Por

Por 

Alonso Urrutia

Ciudad de México, 11 de enero.- Anunciada como una de las principales medidas de austeridad en el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, firmado la víspera, la reducción de 10 por ciento en los altos mandos de la administración pública federal –sin especificar el rango de cargos hasta donde abarcará– tendría muy poco impacto económico. Conforme a los salarios y percepciones que obtendrán el presidente Enrique Peña Nieto y sus principales colaboradores, su aportación se reduciría a 5.8 millones de pesos.

Conforme a los salarios programados en el Presupuesto de Egresos 2017, el Presidente tendrá un ingreso neto en salarios de 143 mil 607 pesos mensuales, más 57 mil 633 por concepto de prestaciones y 49 mil que devenga bajo el rubro ‘‘pago extraordinario por riesgo’’, lo que da un total de 250 mil 253 pesos netos (ya descontado el impuesto sobre la renta, por el cual anualmente paga 1.3 millones de pesos).

En suma, el mandatario federal percibe de forma neta anual 3 millones 2 mil pesos, por lo que al concretarse el descuento de 10 por ciento a los salarios de los altos mandos de la administración pública federal, su aportación a la austeridad gubernamental en 2017 sería de 300 mil pesos. Esta cifra es inferior a los 343 mil pesos que se tiene programado en el Presupuesto de Egresos como gratificaciones de fin de año.

Por lo que hace a los 18 secretarios de Estado que integran el gabinete presidencial, cada uno tiene una percepción salarial neta de 138 mil 938 pesos al mes, a lo cual se le deben sumar los 54 mil 416 que se les asignan por concepto de prestaciones, más 40 mil 472 pesos que reciben como ‘‘pago extraordinario por riesgo’’ (que para el caso está extrañamente homologado sea el secretario de la Defensa Nacional, el de Marina, el de Medio Ambiente o el de Economía, sin que se explique el motivo), para sumar 233 mil 826 pesos mensuales.

Así, el total de percepciones anuales que recibe cada uno de los 18 secretarios de Estado es de 2 millones 805 mil 912 pesos (un gasto de 50.5 millones en sus salarios al año), con lo cual el ajuste de 10 por ciento implicaría una aportación de 280 mil anuales, esto es 5.5 millones de pesos en total.

En el rango de subsecretarios de Estado (hay 44 en el gabinete presidencial), las percepciones salariales, prestaciones y ‘‘pago extraordinario por riesgo’’ son variables. Hay dos rangos: mínimo y máximo.

En el rango máximo un subsecretario percibiría por salarios 138 mil 412 pesos mensuales, más 54 mil 171 por prestaciones y 40 mil 408 de pago extraordinario por riesgo, un total de 232 mil 991, es decir, 2.7 millones de pesos anuales. Su reducción ascendería a 270 mil pesos. Los del rango mínimo reciben 100 mil 787 pesos mensual, más 41 mil 161 de prestaciones y 9 mil 202 por de pago extraordinario por riesgo, para un total de 151 mil 150 al mes, es decir, un millón 813 mil pesos, lo que implicaría un recorte anual de 181 mil pesos.

Sondeo

¿Es suficiente el retiro de concesiones de taxis amarillos ante los actos de violencia de sus choferes?