méxico | 11 de Enero de 2017

Protesta de estudiantes contra el alza al precio de la gasolina, el 9 de enero. Foto Mario Antonio Núñez / La Jornada

Por

Por 

Carolina Gómez Mena, La Jornada

Ciudad de México, 11 de enero.- Ciudadanos, estudiantes, agrupaciones civiles e integrantes de la CNTE, entre otros, discutieron en el Monumento a la Revolución los siguientes pasos que se darán en contra del gasolinazo y la corrupción, principalmente.

Convocados a través de redes sociales, está tarde, celebraron la segunda reunión de coordinación de la lucha contra el gasolinazo y llamaron a que en la "asamblea nacional" del próximo 21 de enero se "articulen" las acciones.

Entre estas mencionaron la "liberación de carreteras y autopistas y la firma y presentación de amparos ciudadanos" en contra del alza de la gasolina, propuesta hecha por Mujeres Ya, agrupación que encabeza el sacerdote Alejandro Solalinde.

Luego de establecer que "el gasolinazo no es más que un eslabón de una política que afecta a la población", propusieron también tomas de las cámaras de senadores y diputados y promover acciones legales en contra de quienes han llevado a esta situación en la que estalló "la indignación popular".

Así mismo plantearon la realización de "acciones locales", por ejemplo en cada una de las delegaciones de la Ciudad de México e instaron a seguir "manifestándonos" y "acabar con la doctrina del miedo", así como "no dar pretexto con actos de rapiña, a fin de que el gobierno tenga el pretexto para reprimir. También dejaron en claro que los saqueos ocurridos la semana pasada fueron orquestados desde las autoridades.

Aparte, Felipe Arizmendi, obispo de San Cristóbal de las Casas señaló en relación al gasolinazo, que "hacer más efectiva la lucha contra la corrupción oficial, es la mejor forma de calmar al pueblo".

El jerarca indicó que la "rabia de los ciudadanos" se explica porque "se sienten defraudados por las autoridades, engañados con la promesa de que esos bienes y servicios bajarían de precio, y ahora resulta lo contrario. Por ello, muchos ya no confían en los políticos".

Llamo a que "esto nos sirva de experiencia para no dejarnos embaucar por quienes ofrecen revertir esos aumentos" y dijo que hay que entender que "ahora que están ya en campañas presidenciales, pues no todo lo que se promete es posible ponerlo en práctica. No somos una economía autónoma, sino dependiente de factores internos y externos".

Expuso que es entendible el descontento de los ciudadanos. "El pueblo está molesto porque ve cuánto se gasta en publicidad oficial, cuánto ganan los diputados, senadores, ministros de la Suprema Corte y otros servidores públicos; cuánto se destina a propaganda de los partidos políticos y que luego se va a la basura".

Además de "cuánta corrupción e impunidad se descubre en la administración pública".

Subrayó que ante estas circunstancias "el pueblo se siente inerme y sólo le queda expresar su inconformidad en todo tipo de manifestaciones, algunas con tintes muy violentos" y dijo que "es legítimo que exprese su sentir, pero es necesario que se organice en trabajos comunitarios, en alternativas políticas a los partidos, en ayudas solidarias, para que no todo quede en desahogos viscerales".

Expuso que "de ninguna manera apoyamos la violencia destructora, los saqueos, el vandalismo, el atropello a los derechos de terceros, los bloqueos carreteros contra quienes nada deben y nada pueden hacer para revertir los aumentos". Advirtió que "dañando a los ciudadanos en su libre tránsito, aumentan el daño que el gasolinazo está causando".

Sondeo

¿Responde la abrogación de la Ley del Agua a las protestas ciudadanas?