méxico | 11 de Enero de 2017

Protesta del movimiento Lgbtti frente a Catedral Metropolitana, el 11 de septiembre de 2016. Foto Luis Humero González

Por

Por 

Blanca Juárez, La Jornada

Ciudad de México, 11 de enero.- Con la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, la población gay en México “perderá el apoyo” que recibió en la administración de Barack Obama, señaló el activista Iván Tagle.

Además, indicó en entrevista, la política conservadora del magnate podría favorecer a grupos de ultraderecha como el Frente Nacional por la Familia (FNF).

“Estamos resignados a perder al aliado que teníamos”, apuntó Tagle, quien dirige la organización Yaaj México, dedicada a la protección de derechos por la diversidad sexual.

El gobierno de Obama puso especial interés en los movimientos de las minorías, afirmó en entrevista. Y en México designó recursos económicos para financiar programas para combatir la discriminación a la comunidad lésbica, gay, bisexual, transexual y transgénero (Lgbtti), añadió.

Por ejemplo, la Embajada de Estados Unidos destinó 8 mil dólares a Yaaj para capacitar a jóvenes Lgbtti en todo el país acerca de sus derechos. El año pasado, la embajadora Roberta Jacobson participó en la marcha del orgullo gay, “jamás un funcionario de ese nivel lo había hecho”, resaltó.

Trump afectará los derechos de la comunidad gay no sólo en su país, “sino en el nuestro”, aseveró. Se opone abiertamente al matrimonio igualitario, se burla de mujeres y personas con discapacidad, “eso da un panorama del respeto a los derechos humanos que nos esperamos. El ejemplo del presidente será seguido por muchos”, pronosticó.

Sondeo

¿Responde la abrogación de la Ley del Agua a las protestas ciudadanas?