méxico | 10 de Noviembre de 2015

En México afecta a 14% de la población y aumentará por alta incidencia de sobrepeso y obesidad Foto AP

Por

Por 

Ángeles Cruz Martínez, La Jornada

Ciudad de México, 10 de noviembre.- Cada siete segundos muere una persona en el mundo a causa de la diabetes. El año pasado se registraron 4.9 millones de decesos, de los cuales 80 por ciento ocurrieron en países de ingresos bajos y medios, asegura la Federación Internacional de la Diabetes.

Con motivo del día internacional de esta enfermedad (14 de noviembre), el organismo advirtió que de mantenerse la tendencia actual, la incidencia de muertes aumentará 50 por ciento en la siguiente década. En México representa uno de los principales problemas de salud, con 14 por ciento de la población afectada y un elevado riesgo de aumento en los siguientes años, puesto que la alteración metabólica tiene como antecedente inmediato el sobrepeso y la obesidad, que en el país está presente en 70 por ciento de los adultos y 30 por ciento de niños y adolescentes.

Reto para la salud pública

Desde ahora representa un reto para las instituciones de salud, las de seguridad social principalmente, que cubren todos los gastos médicos y prestaciones económicas (por pago de pensiones) generados por las complicaciones del padecimiento, entre ellos insuficiencia renal crónica, amputación de extremidades y ceguera por retinopatía diabética.

Según los datos de la federación, alrededor de 387 millones de personas viven con la enfermedad en el mundo, y lo peor es que cada vez hay mayor prevalencia entre niños y adolescentes.

Se trata de un problema de salud que, además de las físicas y económicas, tiene otras repercusiones. Una encuesta realizada por el laboratorio farmacéutico Novo Nordisk entre 15 mil personas de 17 países encontró que 45 por ciento de los enfermos experimenta una pesada carga emocional a causa de la diabetes; 19 por ciento piensa que son discriminados por su estado de salud, mientras 37 por ciento de las familias se sienten frustradas porque desconocen cómo podrían brindar mejor ayuda a sus parientes afectados por ese padecimiento.

La empresa también resalta que 70 por ciento de los casos de la enfermedad se pueden evitar o retrasarse con hábitos saludables de vida: alimentación y ejercicio físico.

Uno de los retos que plantea el mal es que en los primeros años pasa inadvertido. De ahí que la mitad de los afectados desconocen que viven con diabetes. La falta de diagnóstico temprano y la persistencia de vida poco saludable hace que en el transcurso del tiempo las personas desarrollen alguna o varias complicaciones.

Los especialistas advierten sobre la necesidad de fortalecer las campañas de promoción de la salud y prevención de la diabetes, así como advertir a la población sobre algunos de sus signos y síntomas, entre ellos aumento de sed, fatiga, pérdida de peso injustificada y a la vez tener más hambre, necesidad de orinar con frecuencia y problemas de visión.

Sondeo

¿Quién es responsable del incremento de homicidios en Tijuana y el estado?