Baja California | 10 de Noviembre de 2015

El consumo de heroína creció en Estados Unidos Foto La Jornada / Archivo

Por

Por 

Gabriela Martínez

Tijuana, 9 de noviembre.- En lo que va de esta administración el Ejército Mexicano incineró poco más de 22 kilogramos de fentanilo en Baja California, una sustancia sicotrópica poco utilizada en el país, pero que según el gobierno federal es mezclada para crear heroína sintética, la cual es altamente consumida en Estados Unidos.

De acuerdo con el coordinador regional de occidente de Comisiones Estatales Contra las Adicciones, Alfredo González Portillo, la sustancia también conocida como “fentanyl”  es un estupefaciente prohibido por la Ley General de la Salud en México, que causa alucinaciones y que detectaron es usado como activo en otra droga.

“Son efectos alucinógenos, principalmente, se distorsiona la realidad, es como la mariguana; ocasiona lo mismo que los alucinógenos, como el peyote, por ejemplo. Es un sicotrópico, pero estadísticamente no es significativo, aunque no es nuevo, tenemos estimaciones que la colocan en apenas un 0.1% del consumo de drogas en el país”, explicó.

González Portillo detalló que la Secretaría de Salud Pública (SSP) tiene identificada a la sustancia, junto con las más de 200 drogas que son consumidas en territorio nacional, aunque no todas se producen ni comercializan permanentemente, ya que su consumo puede variar por diferentes temporadas al año o, incluso, en periodos anuales.  

En el caso de Baja California, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó en un comunicado de prensa con fecha del 3 de noviembre pasado, que soldados de la II zona militar habían decomisado 1.07 kilos de fentanilo y, que dos meses antes quemaron 22.373 kilogramos de la misma sustancia, que habría sido incautada en lo que va de esta administración.

De acuerdo con el informe “Evaluación de Amenaza de Drogas 2015”, elaborado por la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) el gobierno de Estados Unidos se mantiene en alerta ante el incremento en el consumo de heroína mezclada con el estupefaciente, que durante 2013 y 2014 causó 700 muertes.

“Los cuerpos policiales reportan un alza significativa en el abuso de la heroína como resultado de la adicción a los opiáceos recetados. Las muertes por sobredosis de heroína son también el resultado de lotes de alta pureza desconocidas para el usuario, así como adulterantes de la heroína como el fentanilo”, señala el documento publicado la semana pasada.

En un informe publicado en 2010 por la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) de las Naciones Unidas (ONU) también se advirtió sobre el incremento en el consumo de esta sustancia que, según el organismo, es un opioide sintético 100 veces más potente que la morfina y hasta 40 veces más que la heroína.

El documento detalla que más de 90 por ciento del consumo mundial de estos analgésicos es en Australia, Canadá, Nueva Zelandia y Estados Unidos, así como algunas naciones europeas; sin embargo, en el caso de Estados Unidos se estima que la cantidad de consumo diaria es mayor que la del resto, con 9 mil 904 dosis diarias por cada millón de habitantes.

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?