Baja California | 10 de Octubre de 2018

Aumentará al doble el número de ciudades en esa frontera que formarán parte del programa de mejoramiento urbano Foto archivo / La Jornada

Por

Por 

Alma E. Muñoz / La Jornada
Ciudad de México, 10 de octubre.- Al afinar el proyecto de zona franca en la frontera norte, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, señaló a los seis gobernadores de la región que deberá aplicarse la ley a todo aquel inversionista que quiera aprovecharse del esquema para evadir impuestos.

En el encuentro, que duró alrededor de 90 minutos, se dio a conocer, además, que aumentará al doble el número de ciudades en esa frontera que formarán parte del programa de mejoramiento urbano, por lo cual quedan fuera de la primera etapa las cinco localidades del estado de México que habían sido inicialmente contempladas (Nicolás Romero, Chimalhuacán, Texcoco, Chalco y Cuautitlán Izcalli).

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, explicó en entrevista que el presidente electo pidió en la reunión privada tener cuidado con las empresas fantasma. Nos dijo, van a tener oportunidad de ayudarnos a cuidar que no se quieran pasar de listos, con las medidas que incluirá la zona franca –disminución del IVA de 16 a 8 por ciento; del impuesto sobre la renta, de 30 a 20 por ciento; homologación de precios de gasolina y diésel con ciudades fronterizas de Estados Unidos, y aumento al doble del salario mínimo.

Mencionó que López Obrador dijo que hay que generar confianza en los empresarios, pero al que no cumpla, se le deberá aplicar la ley.

Sobre el tema, el coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado, recordó que se ha planteado en el Congreso que la facturación falsa sea un delito grave.

Se va a dar siempre la confianza al contribuyente para que actúen de buena fe, pero en caso de que haya alguien que se pase de listo, tendrá todo el peso de la ley.

$600 millones por ciudad

En el encuentro, el próximo titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Román Meyer, informó del incremento en el número de ciudades fronterizas que recibirán 600 millones de pesos cada una –según explicó Mario Delgado– como parte del programa para localidades con altos niveles de marginación y de violencia.

Los gobernadores reiteraron su beneplácito con la zona franca, aunque el mandatario de Coahuila, Miguel Riquelme, expresó en entrevista su preocupación por el impacto que tendría en participaciones federales la disminución, en caso del estado, de 900 millones por la baja en la recaudación de IVA e ISR.

Delgado refutó que las participaciones tienen que ver con criterios poblacionales.

Al encuentro en un hotel de la colonia Roma acudieron además los mandatarios de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid; de Sonora, Claudia Pavlovich; de Chihuahua, Javier Corral, y de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?