Baja California | 10 de Octubre de 2018

Los profesionistas serían más baratos en Mexicali, Tijuana, Tecate que en el resto del Estado, lo que les permitiría ofrecer servicios más económicos a los empresarios Foto Cortesía

Por

Por 

Redacción

Ensenada, 10 de octubre.- De ser excluido de los beneficios fiscales de la franja de 30 km a partir de la frontera, Ensenada podría tener pérdidas por alrededor de 900 millones de pesos y un desplazamiento de 2 mil 600 empleos durante el primer año.

Omar Flores y Heriberto Galindo, especialistas afiliados a Compañías Mexicanas de la Industria de la Construcción de Ensenada (COMICE), realizaron un recuento de lo publicado sobre la propuesta del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, en torno a la polémica de la reducción del Impuesto al Valor Agregado del 16 al 8% y del Impuesto Sobre la Renta (ISR) del 35 al 20%.

Encontraron que si Ensenada no es incluido en la franja, la compra de productos será más cara, habría falta de interés del inversionista en la ciudad por tener opciones más económicas, dificultad para retener empresas y hay riesgo de cambio de proveedores de la cadena productiva a otras ciudades, afectando a las empresas y clase media.

Los hoteles y restaurantes podrían ser más caros en la ciudad, lo que desencadenaría baja competencia por cuartos, alimentos, renta de vehículos, servicios que podrían contratar en Tijuana, Rosarito a precios más baratos.

Incluso, los profesionistas serían más baratos en Mexicali, Tijuana, Tecate que en el resto del Estado, lo que les permitiría ofrecer servicios más económicos a los empresarios, afectando a Ensenada.

Concluyeron, que esta decisión afectaría drásticamente la economía de la ciudad, por lo que invitaron a ciudadanos y organizaciones a convencer a funcionarios del próximo gobierno de los efectos negativos para los más pobres porque recibirán el mayor daño en su calidad de vida.