Baja California | 10 de Octubre de 2017

Daniel de la Rosa, aseguró que ha habido avances tras la visita del secretario de Gobernación, Osorio Chong a Tijuana Foto Hamlet Alcántara

Por

Por 

Alberto Elenes

Tijuana,  10 de octubre.- Un dolor de cabeza para las autoridades de seguridad pública de Baja California es lograr mantener en prisión a los delincuentes, principalmente a los considerados como objetivos prioritarios.

El secretario de Seguridad Pública en el estado, Daniel de la Rosa, aseguró que ha habido avances tras la visita hace aproximadamente tres meses del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong a Tijuana.

Sin embargo, en cuanto a la petición de apoyo de parte de las autoridades tanto estatales como municipales a la Federación, solo uno de los diez objetivos que operan desde el exterior del estado ha sido detenido.

Asegura que las autoridades federales han ido trabajando en enriquecer sus carpetas de investigación para poder mantener en prisión a esos delincuentes, evitando que recobren su libertad.

En el caso de la detención de Alberto “N”, mejor conocido como “El Piolín”, ocurrido el 20 de septiembre pasado en el estado de Jalisco, solamente le decomisaron dinero en efectivo, algunas armas de fuego y cargadores útiles, pero no por ser uno de los principales responsables de la ola de violencia que vive particularmente Tijuana.

“Afortunadamente con las gestiones que hicimos allá en la Ciudad de México con Seido y otras instancias, se pudo retener a esta persona y entiendo que a un hijo que intento sobornar (por la liberación de su padre)”, dijo De La Rosa.

Consideró que si bien es importante la coordinación, también urgió la necesidad de agilizar el trabajo para la captura de los cabecillas de las bandas que operan en el estado.

Mencionó que de nada sirve que en Baja California las autoridades estén deteniendo a los integrantes de las bandas delictivas, mientras que sus líderes operan desde otras partes, “tiene que ser parejo para todos”.

Aseguró que en base a los que han venido desempeñando como autoridad estatal han ido compartiendo información a las autoridades federales, incluyendo hasta ubicaciones.

Sin embargo, “El Piolín” es el único que se ha logrado detener de los diez objetivo prioritarios que operan desde afuera del territorio de Baja California.

En cuanto a los objetivos que operan y están en Baja California, estos han logrado detener a varios de los operadores tanto del Cártel de Sinaloa, como del Cártel de Tijuana Nueva Generación y de Jalisco Nueva Generación.

En algunos de los detenidos en el estado, la problemática se deriva que no es la primera vez, han recobrado su libertad muy rápido.

Aunque algunos han sido detenidos, la lista de los objetivos se ha mantenido, porque seguido es actualizada con nuevos nombres en base a delitos y particularmente asesinatos que se han cometido.

Daniel de la Rosa considera que sí existe coordinación, la llegada de 300 elementos de la gendarmería a Baja California sirvió para que los otros cuerpos policiacos se concreten a las tareas que les corresponde, mientras que la agrupación federal apoya en la vigilancia a fronteriza y atención turística, que eran actividades que distraían tanto a las policías municipales como estatales.