Baja California | 10 de Septiembre de 2019

Foto Cortesía

Por

Por 

Ernesto Eslava

Los dos suicidios registrados en la ciudad de Tijuana ponen de manifiesto que se carece de protocolos en los edificios públicos y privados para evitar que las personas lleguen a las azoteas a cometer cualquier tipo de acciones. Mientras que la policía de Tijuana asegura que sí hay protocolos pero cada empresa los adopta voluntariamente, la Procuraduría investiga ambos casos registrados en lo que va de septiembre.

“Falta generar políticas públicas, los diputados se deben de involucrar más para generar políticas públicas. Se necesita que la población se sume más, porque en los videos se escuchan gritos que incitaban a la mujer a quitarse la vida y esto, como sociedad es mala señal”, comentó Miriam Lizbeth González, representante de Isabel Ayuda para la vida.

“Por esta falta de información lleva a la confusión porque nadie cree que nadie lo va a llegar a hacer y nos hace falta sensibilidad de atención a la problemática real, y no le ponen atención hasta que ya alguien lo hace, lamentablemente”, insistió la psicóloga González ante la falta de protocolos unificados y leyes de protección civil.

De los protocolo que tienen que cambiar son “que la policía se tiene que llevar detenido a la víctima, luego de que se platica con él y todo, se lo tienen que llevar detenido y uno se queda ¿dónde está la ayuda?, porque se necesita atención y no solo lo legal de llevárselo”, comentó Miriam Lizbeth.

Del caso del fin de semana:

Aún no reclaman el cuerpo de la víctima del fin de semana de acuerdo a la Procuraduría General de Justicia del Estado, PGJE. Aunque la policía aseguró que se tenía el nombre e información general, esperan que un familiar haga el reconocimiento del cuerpo de manera oficial.