Baja California | 10 de Agosto de 2019

"Tomas" de casetas son negocio millonario, dice Bonilla. Foto Mireya Cuéllar

Por

Por 

Redacción

Mexicali, 10 de agosto.- Las “tomas” de casetas de peaje son investigadas por la Fiscalía General de la República (FGR), con cuyo titular, Alejandro Gertz Manero, habló el gobernador electo, Jaime Bonilla Valdez.

El mandatario explicó que hizo lo propio con el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño; ante ambos presentó las inquietudes ciudadanas sobre la presencia de particulares que hicieron de este movimiento un “negocio millonario”.

La situación es “muestra de la anarquía que han propiciado los últimos gobernantes, por tibieza o falta de capacidad para resolver estos asuntos”, al referirse al desalojo de “manifestantes” que desde hace año y medio tenían tomadas varias de las instalaciones del gobierno federal.

 “Con todo y lo genuino que fueron al inicio sus demandas –apuntó– está comprobado que nada tienen que ver con los damnificados de Lomas del Rubí o con otros grupos necesitados; para eso, el Gobierno federal ya tiene programas de apoyos sociales que están funcionando”.

Reconoció que “la gente se queja mucho del costo de las carreteras, y tienen razón. Creo yo que se les ha pasado la mano (a las empresas concesionarias), particularmente en el caso de Tijuana, donde la gente tiene que ir a su casa y tiene que pagar peaje, lleva a sus niños a la escuela o a comprar el mandado, y debe volver a pagar cuota. Eso es injusto y se tiene que resolver”.

Esto, añadió, fue aprovechado por sedicentes líderes que aseguran actuar a nombre de grupos que tienen necesidad y los usan, a ellos, para llevarlos a las casetas.

Solicitar la intervención de la Guardia Nacional para el desalojo de “manifestantes”, consideró, es parte de su función para dar tranquilidad a usuarios, incluyendo turistas, que transitan por las autopistas concesionadas con las garantías del seguro y auxilio vial correspondientes.

El gobierno que encabezará, aseguró, acabará con la anarquía que los últimos gobernantes panistas han tolerado y propiciado, debido a que no han sido capaces de coordinarse con el gobierno federal ni los locales para hallar soluciones.

Los panistas, dijo, le dejaron “una ´papa ardiendo´, pero la vamos a ‘enfriar´ con inteligencia y firmeza”. También atenderá los altos índices de inseguridad, el creciente parque vehicular de autos “chocolate”.

A cada asunto, dijo, dará solución a partir del primer día de su gestión, y para ello confía en contar con la atención y comprensión del presidente Andrés Manuel López Obrador.