méxico | 10 de Agosto de 2018

Las ciudades con los mayores aumentos fueron Tepic, Querétaro, Iguala y Colima, en rangos de 1.07 a 0.88 por ciento. Foto La Jornada

Por

Por 

Miriam Posada García / La Jornada
Ciudad de México, 10 de agosto.- El incremento en el precio de bienes de consumo generalizado, como frutas, verduras, gasolina y gas LP provocó una inflación de 0.54 por ciento en julio, la más alta para ese mes en seis años, como muestran cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Medida en términos anuales, la inflación fue de 4.81 por ciento, el nivel más alto a lo largo de este año, informó el Inegi.

La inflación anual de julio superó el objetivo previsto por el Banco de México, que es de 3 por ciento anual, con un intervalo de variación de un punto porcentual hacia arriba o abajo. Sin embargo, fue 2.43 puntos inferior que en el mismo mes de hace un año, cuando se ubicó en 6.44 por ciento.

Analistas económicos advirtieron que el precio de los energéticos continuará al alza y eso tendrá algún impacto en la canasta básica; sin embargo, mantuvieron sus previsiones de inflación general para 2018 entre 4.2 y 4.3 por ciento.

Los productos que más se encarecieron durante julio fueron frutas y verduras, en 6.48 por ciento, y los energéticos en 1.30 por ciento, productos que consume la mayoría de la población.

El Inegi señaló que la gasolina de bajo octanaje se encareció durante el mes 1.81 por ciento; tomate, 49.69; naranja, 19.63, y jitoma-te, 10.68; alimentos procesados: tabaco y bebidas costaron 0.42 por ciento más, entre los incrementos más notables.

El área de análisis de Ve por más enfatizó que si bien mantienen su pronóstico de inflación en 4.20 para 2018, existe el riesgo de que los precios de energéticos sigan en aumento y que eso impacte en la canasta básica.

Casa de Bolsa Finamex señaló que sus previsones inflacionarias para julio tuvieron una variación respecto de las cifras ofrecidas por el Inegi, debido a que hubo una "subestimación de 0.05 por ciento" en el comportamiento de precios de los energéticos, en especial, la gasolina de bajo octanaje.

En coincidencia sobre el impacto que el incremento de la gasolina tuvo en el INPC mensual, Citibanamex señaló que ese energético, junto con el encarecimiento de frutas y verduras, incidieron en la inflación general de julio con 0.36 puntos porcentuales. Destacaron que el repunte en los precios de losenergéticos podría continuar en los próximos meses, pero a diferencia de otros analistas señalaron que "no ven ningún efecto significativo de segundo orden sobre los precios de otros productos".

Las ciudades con los mayores aumentos fueron Tepic, Querétaro, Iguala y Colima, en rangos de 1.07 a 0.88 por ciento.

Mientras las urbes en las que la inflación tuvo un impacto menor fueron Tapachula, Matamoros y San Andrés Tuxtla, con 0.09, 0.24 y 0.31 por ciento, respectivamente.

En la medición que el Inegi hizo sólo de la segunda quincena de julio, el INPC se movió 0.18 por ciento. En esos 15 días los costos de productos y servicios que mostraron los incrementos más notables fueron transporte, con 0.44 por ciento; alimentos y bebidas sin alcohol, 0.38, y restaurantes y hoteles, 0.24.

Analistas de Banorte explicaron que este nivel de inflación, considerado el más alto de los pasados cuatro meses, se explica por la presión que ejercieron los precios de frutas y verduras, así como por el incremento en el precio de la gasolina de bajo octanaje.

Señalaron que conforme a los datos ofrecidos por el Inegi, la inflación anual se ubica en 4.81 por ciento, en contraste con 4.65 registrado en junio. Previeron que se mantendrá en rangos de 4.6 los próximos meses y sostuvieron su pronóstico de que el promedio anual será de 4.3 por ciento.

Citibanamex previó que en agosto se incrementarán los precios de productos agrícolas, pero consideró que la inflación general anual probablemente alcanzó su punto máximo en julio, tal vez para el próximo mes el descenso sea moderado”, con lo que mantuvo su previsión para 2018 en 4.2 por ciento.