méxico | 10 de Agosto de 2018

Más de la mitad eran mujeres solteras, 53.5 por ciento; 28.8 vivía en unión libre al momento de realizarse el aborto; 12.6 casadas y 3.2 divorciadas Foto Edgar Lima

Por

Por 

Jessica Xantomila / La Jornada
Ciudad de México, 10 de agosto.- En Ciudad de México, desde que fue despenalizado el aborto, hace poco más de 11 años, se han realizado 198 mil 906 interrupciones de embarazo.

Las mujeres que viven en esta ciudad encabezan la lista de quienes más solicitaron esta práctica, 139 mil 573; le siguen mujeres del estado de México, 51 mil 861; Puebla, mil 198, e Hidalgo, mil 43. Incluso extranjeras han hecho uso de este servicio médico, pues de abril de 2007 al 6 de agosto de 2018 sumaron 66.

Principalmente son jóvenes de 18 a 24 años, 46 por ciento; de 25 a 29 años, 23 por ciento, y de 30 a 34 años, 13.5 por ciento. Aunque también recurrieron a esta medida menores de 15 años, que sumaron 6.3 por ciento.

Más de la mitad eran mujeres solteras, 53.5 por ciento; 28.8 vivía en unión libre al momento de realizarse el aborto; 12.6 casadas y 3.2 divorciadas, el resto eran viudas o no especificaron.

Los datos preliminares recopilados por el Sistema de Información de Interrupción Legal del Embarazo de Ciudad de México arrojan que 40.5 por ciento de las mujeres tenía un nivel educativo de preparatoria; seguida de secundaria, 32.6 por ciento; superior, 17.5; primaria, 7.4; técnico, 0.3 por ciento, y 1.7 no especificó.

De las que ejercieron ese derecho, 34.8 por ciento se dedicaba al hogar; 25.1 por ciento era estudiante; 24.2, empleada; 5.3, desempleada; 4.9, comerciante; 3.9 por ciento señaló otra opción, y 1.7 era empleada doméstica, profesionista u obrera.

Un dato adicional es que 34.7 por ciento no tenía hijos; 26.5 sólo tenía uno; 22.8 por ciento, dos; 10.3 por ciento, tres, y 5.7 más de tres.

En este periodo, 152 mil 699 mujeres utilizaron medicamentos para el aborto, en 43 mil 166 casos el procedimiento fue por aspiración y en 3 mil 41 fue por legrado uterino instrumentado.

La mayoría de las mujeres optó por los servicios gratuitos que ofrece el sistema de salud pública de Ciudad de México.