mundo | 10 de Agosto de 2017

Rex Tillerson, secretario estadunidense de Estado, concluyó ayer una gira por Asia y en comentarios a reporteros que lo acompañan en el viaje de regreso a Estados Unidos explicó que el presidente Donald Trump envió a Corea del Norte un mensaje en un lenguaje que Kim Jong-un (líder norcoreano) pueda entender, porque al parecer no entiende el lenguaje diplomático Foto Agencia

Por

Por 

David Brooks, corresponsal

Nueva York, 10 de agosto.- El país amaneció entre pesadillas nucleares y advertencias del Pentágono a Corea del Norte acerca de la destrucción de su pueblo, y con la novedad de que la FBI cateó la casa del ex jefe de campaña de Donald Trump, mientras se aguardan decisiones oficiales sobre si el cambio climático será censurado.

Después de que el presidente Donald Trump amenazó a Corea del Norte con fuego y furia como el mundo jamás ha visto –según reportes sorprendió a sus propios asesores que no esperaban ese mensaje tan extremo de su jefe–, el secretario de Estado, Rex Tillerson, declaró que los estadunidenses deberían dormir bien de noche, todo mientras expertos en asuntos nucleares dentro y fuera del gobierno debaten sobre si Corea del Norte ya puede destruir la ciudad de Nueva York con un misil nuclear.

Esta mañana Trump continuó su ataque. En un tuit desde su club de golf en Nueva Jersey, advirtió que bajo su mando el arsenal nuclear estadunidense es mucho más fuerte y poderoso que nunca, algo que, más que exageración, es mentira. Como indicaron varios medios, la modernización de esas fuerzas fue ordenada por su antecesor Barack Obama y cualquier modificación o aceleración de ese proceso tomaría años; nada ha cambiado en este rubro en los siete meses que lleva como comandante en jefe.

El secretario de Defensa, James Mattis, en un comunicado, indicó que mientras nuestro Departamento de Estado hace todo un esfuerzo por resolver esta amenaza global por la vía diplomática, debe destacarse que las fuerzas armadas aliadas combinadas ahora poseen las capacidades defensivas y ofensivas más precisas, ensayadas y robustas en la Tierra.

Mattis apremió al régimen de Corea del Norte a ceder ante la condena de la comunidad internacional que considera a ese régimen una amenaza global a la seguridad, y le pidió abandonar sus pretensiones de obtener armas nucleares. Más aún, advirtió que ese país debe cesar cualquier consideración de acciones que llevarían al fin de su régimen y la destrucción de su pueblo.

Por otro lado, Sebastian Gorka, el asesor ultraderechista de la Casa Blanca, comentó esta mañana en una entrevista con Fox News que el enfrentamiento con Corea del Norte es análogo a la crisis de los misiles en Cuba, y advirtió que “no pongan a prueba a esta Casa Blanca… o a Donald J. Trump”. Agregó: fuimos una superpotencia, ahora somos el híperpoder, y criticó a todo político, periodista o analista –después de que varios, incluso republicanos, criticaron la retórica extrema de su jefe– de no tener como prioridad la defensa de su país.

Y aparentemente hasta Dios le dio permiso a Trump para destruir a Corea del Norte. El pastor Robert Jeffries, de Texas, uno de los asesores evangélicos oficiales del presidente, quien participó en la ceremonia de su toma de posesión, emitió un mensaje esta mañana en el cual afirmó que en el caso de Corea del Norte, Dios ha otorgado a Trump la autoridad para eliminar a Kim Jong-un.

Le tocó la tarea de amortiguar el mensaje presidencial al secretario de Estado, Tillerson, quien insistió este miércoles en que Trump sólo está enviando un fuerte mensaje a Corea del Norte en un lenguaje que Kim Jong-un podría entender, porque parece que no entiende el lenguaje diplomático. En comentarios a reporteros que lo acompañan en su retorno de una gira por Asia, agregó que no percibe una amenaza inminente de un ataque norcoreano y reiteró que el presidente sólo reafirmó que Estados Unidos tiene la capacidad de defenderse plenamente ante cualquier ataque, buscó tranquilizar a todos concluyendo que el pueblo estadunidenses debería dormir bien por la noche.

Y es que, según fuentes oficiales citadas por varios medios, la retórica belicista hiperbólica del presidente no estaba en el guion oficial consultado con sus asesores. Su nuevo jefe de gabinete, John Kelly, entre otros, fueron sorprendidos por los malabares verbales completamente improvisados del comandante en jefe, los cuales tuvieron el efecto de elevar la tensión internacional que, entre otras cosas, incluyó una amenaza de Corea del Norte de atacar la base militar estadunidense en la isla de Guam.

Esta es la primera crisis de seguridad internacional que enfrenta Trump desde que llegó a la Casa Blanca.

En el flanco interno

Agentes de la FBI realizaron un cateo sorpresivo en el hogar de Paul Manafort, ex jefe de campaña de Trump, a finales del mes pasado, utilizando una orden judicial para confiscar documentos y otros materiales, como parte de la investigación del fiscal especial federal Robert Mueller sobre la interferencia rusa en las elecciones estadunidenses, reportó este miércoles el Washington Post. Los agentes federales llegaron antes del amanecer sin previo aviso y se llevaron varios documentos. Manafort ha estado cooperando con las investigaciones legislativas, pero aparentemente el equipo de Mueller convenció a un juez de otorgar la orden de cateo, porque sospechaban que no estaba entregando todo.

Esto, aunado al hecho de que Mueller ha convocado a un gran jurado en Washington, el segundo de los que se sabe existen, y ha indicado que la investigación del Departamento de Justicia sobre los rusos y su posible colusión con el equipo de Trump se está acelerando y llegando a una nueva fase, y a la vez, detonando más especulación sobre las implicaciones de esto para el futuro del ocupante de la Casa Blanca y su familia.

El equipo estelar de abogados que ha contratado Mueller para su investigación incluye a expertos en finanzas internacionales, fraude y otras especialidades, lo que ha generado preocupación entre algunos integrantes del círculo cercano a Trump, respecto de que el enfoque no será sólo sobre lazos políticos con intereses rusos, sino también los vínculos económicos.

Algunos de estos abogados dejaron empleos con salarios millonarios en el sector privado para sumarse a esta investigación. Mueller, además de haber tenido un ingreso anual de 3.4 millones de dólares en un bufete, ganaba decenas de miles en discursos para empresas como Ford, Goldman Sachs y Banamex, que le pagó 52 mil dólares por el privilegio, reportó el Post.

Más caliente

El borrador de un informe que reporta el consenso de 13 agencias federales concluye que la evidencia sobre el calentamiento planetario provocado por la actividad humana no es ambigüo, lo que contradice directamente la posición de Trump y su gabinete, que siguen rechazando las pruebas del consenso científico mundial sobre el asunto. No hay explicaciones alternativas. Versiones del borrador que ha sido entregado a la Casa Blanca fueron filtrados a medios como el New York Times y la agencia Ap, ante la preocupación de científicos de que sus conclusiones podrían ser censuradas por el gobierno de Trump, el cual está evaluando –y en algunos casos ya lo ha implementado– desaparecer el término cambio climático.

Aniversario en Nagasaki

Estados Unidos es el único país del mundo que ha usado armas de destrucción masiva en la historia: hace exactamente 72 años en esta misma fecha, Estados Unidos arrojó una bomba atómica sobre Nagasaki, Japón, provocando 40 mil muertes y otros 40 mil heridos, y miles más murieron más tarde por los efectos de la radiación. Tres días antes, el 6 de agosto, Estados Unidos ya había arrojado una bomba atómica sobre Hiroshima, con saldo de 70 mil muertos y 70 mil heridos. (Ver imágenes de lo que National Geographic describe como lo que en verdad significa fuego y furia).

Sondeo

¿La polémica generada por la salida de Margarita Zavala del PAN influirá en el resultado de las elecciones de 2018?