méxico | 10 de Mayo de 2019

Aspecto general del puerto marítimo Dos Bocas, Tabasco, donde a partir del 2 de junio próximo se iniciarán las obras de la nueva refinería. Foto Cuartoscuro / archivo La Jornada

Por

Por 

Alonso Urrutia / La Jornada

Ciudad de México, 10 de mayo. A pesar de las críticas contra la decisión del gobierno federal que sean la Secretaria de Energía y Pemex las que coordinen y construyan la refinería de Dos Bocas, Tabasco, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que la obra se llevará a cabo a partir del 2 de junio y cumplirán el plazo para concluirla en mayo de 2022, con un costo de 8 mil millones de dólares.

El mandatario aseguró que la refinería de Dos Bocas tendrá una capacidad de producción de 300 mil barriles diarios.
 
En su conferencia matutina consideró que los cuestionamientos sobre si cumplirán los objetivos de presupuesto y plazos tienen su origen en la oposición frente al cambio de la política económica. "Vamos a hacer la refinería en tiempo y en forma de acuerdo al presupuesto de 8 mil millones de dólares".
 
Reconoció que se trata de un desafío pero ejemplificó con dos casos previos: la construcción de los segundos pisos que en su momento se cuestionó su conclusión en los plazos fijados y, más recientemente, tras años de un crecimiento en el robo de combustible, en un plazo de tres meses se abatió en 95 por ciento al pasar del robo de 800 a 40 pipas.
 
Por ello, pidió una oportunidad para demostrar que sí se pueden hacer las cosas con la participación de técnicos mexicanos: "ellos tuvieron su oportunidad durante 36 años ¿qué hicieron? Arruinaron al país. Ahí están los datos, creció la pobreza, creció la corrupción, creció la violencia. Que nos den oportunidad de demostrar que hay otra forma de gobernar y que vamos a gobernar diferente".
 
Añadió que, en paralelo, la inversión de 25 mil millones de pesos en la rehabilitación de las seis refinerías que operan actualmente permitirá que México recupere su capacidad de producción y que alcance una producción de 800 mil barriles de gasolina que es el consumo diario nacional.
 
Cuestionado sobre un primer impacto que habría tenido la decisión en la cotización del dólar, el presidente apuntó que los críticos no han dicho nada con la apreciación del peso desde el nuevo gobierno. "Claro, lo que buscan es desacreditar al gobierno. Entiendo que están muy nerviosos, inquietos, porque estaban acostumbrados a robar".
 
Detalló que las pasadas administraciones abandonaron a Pemex al punto que al recibir la administración, las refinerías estaban produciendo al 30 por ciento de su capacidad, cuando en otros países alcanzan el cien por ciento.
 
Señaló que con las primeras inversiones aumentó la producción a 35 por ciento y confió que con la modernización y rehabilitación de las seis refinerías actuales y la entrada en operación de Dos Bocas, se alcance el cien por ciento.
 
"Se oponen porque no les gusta que cambie la política económica como está sucediendo, pero vamos a hacer la refinería en tiempo, en forma y de acuerdo al presupuesto", expuso el mandatario.