méxico | 10 de Abril de 2018

Luis Alberto (atrás) y su abogado, Patricio Kegel, a la salida del Centro de Justicia Penal Federal del estado de Querétaro Foto Roberto García

Por

Por 

Dennis A. García | La Jornada

Querétaro, 10 de abril.-  Parte del dinero que generó el ahora candidato presidencial, Ricardo Anaya, fue resultado de favores que le hizo el empresario Manuel Barreiro, cuando el panista Anaya Cortés era secretario particular del gobernador queretano, dijo Francisco Garrido Patrón.

Durante la audiencia realizada en el Centro de Justicia Penal Federal en Querétaro, en la que la Procuraduría General de la República (PGR) se desistió de la acción penal en contra de Luis Alberto López, chófer de Manuel Barreiro, el fiscal dijo que Luis Alberto proporcionó información relevante para continuar con la investigación por lavado de dinero.

Ante la juez Nancy de los Santos, los representantes de la PGR se remontaron a la forma en que Anaya Cortés operó hasta obtener un terreno y luego hacer una nave industrial que vendió en 54 millones de pesos.

Como gobernador Garrido Patrón, y su secretario particular Ricardo Anaya, se enajenó un terreno baldío, mismo que fue adquirido por la empresa Tyson, de la que Manuel Barreiro era el representante.

De acuerdo con la investigación, el predio fue segmentado en lotes, uno de ellos, el número 82 –que ya pasó a formar parte del Estado como parte de los acuerdos reparatorios entre PGR y Luis Alberto- fue el que adquirió por 11 millones de pesos Ricardo Anaya, en el año 2014, por medio de la su empresa JuniSierra.

Ahí construyó una nave industrial y la vendió en 54 millones de pesos a la empresa Manhattan Master Plan, constituía por Manuel Barreiro.

A esa acción, el fiscal dijo que “se denomina lavado de dinero porque para llegar a los recursos de trianguló el dinero con empresas fantasma y se hicieron movimientos en otros países y paraísos fiscales”, dijo ante la juez.

De este modo, el fiscal se desistió de la acción penal por lavado de dinero en contra de Luis Alberto, pues consideró que firmó documentos que le puso Barreiro sin saber lo que firmaba por tener confianza en su jefe.

Además, que aportó información para continuar con la indagatoria por lavado de dinero que fue consistente para robustecer la investigación; en ese sentido, la juez sobreseyó la causa penal 85/2018.

“Determinamos que el mejor dato de prueba era la entrevista con Alberto López ante el ministerio público; Luis Alberto sí accedió a firmar documentos, pero como un favor personal para su jefe (Barreiro), en ningún momento Alberto López adquirió la empresa Manhatan que es por la que se adquirió una bodega”, explicó al terminar la audiencia, Patricio Kegel Jacob, abogado de Luis.