Chihuahua | 10 de Abril de 2018

Trece indocumentados centroamericanos fueron rescatados de una casa de seguridad, en el municipio de Aldama, cerca de la ciudad de Chihuahua. En la foto integrantes del grupo Beta del INM entregan agua a migrantes. Foto Alfredo Domínguez / archivo La Jornada

Por

Por 

Rubén Villalpando / La Jornada

Ciudad Juárez, 10 de abril.- Un grupo de 13 indocumentados centroamericanos fueron rescatados en una casa de seguridad en el municipio de Aldama, cerca de la ciudad de Chihuahua, donde los polleros los tuvieron encerrados durante tres semanas.

Los migrantes que aparentemente permanecían privados de la libertad, fueron liberados por elementos de la Comisión Estatal de Seguridad de Chihuahua (CES) después de tres semanas en cautiverio.

El grupo de personas de 11 hombres y dos mujeres, originarios de El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Honduras, fueron localizados en el interior de un domicilio que funcionaba como papelería, ubicado en las calles Miguel Hidalgo y Mariano Irigoyen.

La acción policial se efectuó luego de que una mujer pidió auxilio a los efectivos de la CES e informó a la autoridad que tenían tres semanas en cautiverio, ya que ingresaron al país de forma ilegal.

Fueron identificados como Elvira del Carmen, de 32 años; Gabriela Esmeralda, de 16 años; Salvador Jesús, de 8; Nelson Emilio, de 43; José Ovidio, de 24; Rafael de Jesús, de 40; José Carlos, de 17; Ervin Valentín, de 24; y Marvin Estiben, de 20 años, todos originarios de El Salvador.

Además de Jairo, de 24; Armando, de 34 y Wilson, de 19 años, los tres originarios de Guatemala y con ellos Andrés Isaac, de 38 años, originario de Nicaragua.

Tras el rescate, hombres y mujeres fueron revisados por un médico especialista de la Fiscalía General del Estado, quien dio fe sobre el estado de salud, y posteriormente fueron trasladados a la Casa del Migrante, ubicada en la colonia Revolución de la ciudad de Chihuahua, para finalmente ser puestos a disposición de la autoridad competente.

En Juárez, apenas la semana pasada agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal aseguraron a 32 personas de origen centroamericano, que fueron abandonadas por los polleros en un hotel durante casi tres semanas, entre ellos había mujeres y menores de edad; cada uno había pagado cuatro y cinco mil dólares para ser llevados a los Estados Unidos.

La autoridad municipal informó que las personas fueron abandonados a su suerte en hotel de la colonia Jardines del Aeropuerto, y estos manifestaron que les prometieron cruzarlos ilegalmente a los Estados Unidos.

Los agentes municipales llegaron al hotel ubicado en las calles Aeronáutica y Carretera Panamericana, en donde a través del número de emergencias reportaron que en el lugar había indocumentados que abandonaron desde dos semanas atrás.

En total fueron 32 personas de origen centroamericano, entre ellos había mujeres y menores de edad, los trasladaron al Departamento de Trabajo Social donde les brindaron apoyo asistencial.

Posteriormente fueron canalizados a la Casa del Migrante; no sin antes hacer del conocimiento a las autoridades correspondientes por estos hechos donde los migrantes tienen carácter de víctimas.

Cabe señalar que 23 personas son originarias de Guatemala, siete de Honduras y dos de El Salvador; de este total, 24 son hombres y cuatro mujeres adultas, mientras que el resto son menores.

Se informó que en estos hechos no hubo detención alguna, pero será la autoridad federal investigadora quien continúe con las indagatorias hasta detener a los presuntos responsables del delito de tráfico de indocumentados.