Baja California | 10 de Abril de 2018

Baja California vive una especie de “totalitarismo” donde muchos de los proyectos son llevados adelante, dijo el candidato a senador y lamentó una falta de equilibrio de poderes que escuche a la sociedad. Foto Mireya Cuéllar

Por

Por 

Redacción

Tijuana, 10 de abril.- El candidato del PRI al Senado, Alejandro Arregui, señaló que no es ajeno al desprestigio de su partido, y que él hubiera sido partidario de proponer una disminución gradual del IVA, pero que a partir de una propuesta integral de frontera se puede ofrecer a los electores un impuesto de 11 por ciento.

En conferencia de prensa, el aspirante a una curul en el Senado por la primera fórmula recordó que su partido está en contra de la desaladora de Rosarito y varios otros proyectos impulsados por la actual administración que no tomaron en cuenta a la sociedad ni el impacto ecológico que van a generar.

Baja California vive una especie de “totalitarismo” donde muchos de los proyectos son llevados adelante, dijo y lamentó una falta de equilibrio de poderes que escuche a la sociedad.

Del tema del IVA, afirmó que aumentar la tasa al 16 por ciento fue una decisión "difícil" que lastimó la economía de la entidad, "la más distinta y distante" del centro del país que además compite con la séptima potencia económica mundial.

El diputado con licencia criticó que candidatos de otros partidos han ofrecido reducir el gravamen pero no explican cómo, y especificó que la propuesta de su partido es articular una política fiscal y tributaria en la que se tome en cuenta la aportación de Baja California y las aportaciones que recibe, así como la aplicación de los recursos.

Se trata de aplicar políticas desde la perspectiva de la competitividad en las que se considere a los diferentes sectores, dijo Arregui Ibarra.