Baja California | 10 de Abril de 2015

"Yo no estuve ahí; sólo llegué para pedirles que tuvieran paciencia y dejaran esa protesta hasta que tuviéramos una reunión con el gobierno federal", detalló
"Yo no estuve ahí; sólo llegué para pedirles que tuvieran paciencia y dejaran esa protesta hasta que tuviéramos una reunión con el gobierno federal", detalló Foto tomada del Facebook personal de Gilberto Leyva

Por

Por 

Gabriela Martínez

Tijuana, 10 de abril.- El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Tijuana, Gilberto Leyva Camacho, fue citado a declarar ante la Procuraduría General de la República (PGR) bajo acusación de haber bloqueado la vía pública durante una manifestación en las instalaciones del SAT en esta ciudad.

El 26 de febrero comerciantes de lotes de autos se manifestaron en la garita internacional de Otay y evitaron la circulación de los camiones de carga. Leyva Camacho afirmó a La Jornada Baja California que no estuvo presente, aunque es acusado de haber encabezado la movilización.

El líder empresarial explicó que este viernes fue citado a declarar para explicar su intervención en la protesta de aquel día, en el cual llegaron cerca de 100 personas para exigir a las autoridades federales que eliminen el decreto presidencial que prohíbe ampararse para poder importar vehículos.

"Vine hoy porque me citaron, pero no me queda muy claro porque yo no estuve ahí; sólo llegué para pedirles que tuvieran paciencia y dejaran esa protesta hasta que tuviéramos una reunión con el gobierno federal, incluso les lleve una carta firmada por el gobernador donde se comprometía a que nos iba a apoyar", detalló.

Leyva Camacho descartó que hubiera coordinado esa marcha como lo supone la Procuraduría y explicó que en su declaración dejó claro que a pesar de comulgar con la causa de los comerciantes que reclaman mejores condiciones para la importación de vehículos no fue una iniciativa que él hubiera orquestado.

Durante el día del bloqueo, mientras decenas de personas caminaron en círculos por un espacio de dos horas para frenar la circulación de los vehículos de la garita, siete comerciantes se encadenaron a un vehículo y mostraron mantas con leyendas de protesta.

Policías federales y municipales resguardaron las instalaciones aduanales que se encuentra a un costado del cruce fronterizo y durante la movilización se presentaron conatos de enfrentamiento entre agentes y los inconformes, lo que provocó la detención de Iván Yáñez Moreno, de 29 años de edad, quien encaró a los uniformados que amagaron con disolver la protesta.