méxico | 10 de Febrero de 2015

Durante la lectura que el actor Eduardo España hizo hoy a jóvenes de preparatoria, recordó a los 43 estudiantes de Ayotzinapa
Durante la lectura que el actor Eduardo España hizo hoy a jóvenes de preparatoria, recordó a los 43 estudiantes de Ayotzinapa Foto Ángela Torres

Por

Por 

Ángela Torres

Tijuana, 10 de febrero.- Durante la lectura que el actor Eduardo España hizo hoy a jóvenes de preparatoria, recordó a los 43 estudiantes de Ayotzinapa, e invitó a hacer algo positivo en honor a ellos, como la propuesta “Crece leyendo” en la que participó. 

“Yo tengo 43 años, entonces cuando sucedió esto (la desaparición), fue como un bálsamo para el alma el donar 43 libros, con 43 buenos deseos en distintas partes de la República, como una señal de solidaridad y de sembrar cosas positivas”, dijo.

Los libros no se los da a alguien en específico, sino que los deja en la calle o en una banca, en espera de que alguien lo encuentre y ayude a la reflexión, muchas de las personas que los han encontrado, le dan las gracias a través de las redes sociales y es ahí donde se da cuenta que hizo lo correcto.

Ante decenas de adolescentes estudiantes de la preparatoria CecyteBC plantel La Presa, el actor compartió la lectura de la novela “Batallas en el desierto” de José Emilio Pacheco, por parte de la iniciativa “Crece leyendo”, en la que los hizo partícipes y los invitó a leer junto con él algunos capítulos, o les preguntaba sobre los personajes, para asegurarse que ponían atención.

“Es una experiencia muy bonita y muy peculiar acercar los libros a los chavos, porque son muy inquietos en las escuelas, y captar la atención siempre es un reto único, todos los días que se presentan esas oportunidades, y me encanta porque es algo positivo, creo que la lectura inyecta un espíritu positivo en el aspecto humano y te lleva a la imaginación”, comentó.

Los jóvenes se mostraron entusiastas ante su presencia, aunque muchos pedían que contara chistes, poco a poco se adentraron en la trama del adolescente que se enamora de la mamá de su mejor amigo.

Aunque dijo que era difícil mantener la atención de los estudiantes, el actor hizo uso de su profesión y actuaba cada uno de sus personajes, o hacía algún chiste en torno a la trama que sacaba la risa también de los docentes y personal administrativo.

Al terminar, los adolescentes y maestros se agolparon en el escenario para tomarse una fotografía con él o pedirle un autógrafo, a pesar de que pedían que todos regresaran a las aulas de clases.

Sondeo

La fracción de Morena quiere legislar para despenalizar el aborto en BC, ¿está usted a favor o en contra?