méxico | 10 de Febrero de 2015

Imagen de una balacera del 9 de febrero en Río Bravo
Imagen de una balacera del 9 de febrero en Río Bravo Foto Tomada del sitio www.valorportamaulipas.info

Por

Por 

Redacción

Reynosa, Tamaulipas, 10 de febrero.- La disputa de los cárteles de la droga por las plazas de la región fronteriza de Tamaulipas alcanzó ayer las ciudades de Reynosa, donde fuerzas federales abatieron a tiros a dos civiles armados y detuvieron a otro, y Río Bravo, lugar en el que un pistolero murió en un enfrentamiento con el Ejército.

Este lunes se cumplieron ocho días de la escalada de violencia que se inició el primero de febrero en los municipios de Matamoros y Vallehermoso, que hasta el momento –con los tres decesos antes mencionados– ha cobrado la vida de 21 personas, la mayoría en enfrentamientos con autoridades.

El Grupo de Coordinación Tamaulipas informó que, cerca de la medianoche del domingo, civiles armados que viajaban en dos camionetas se enfrentaron contra soldados en la carretera Matamoros-Reynosa, a la altura del municipio Río Bravo.

Los militares ultimaron a uno de los pistoleros y tras las refriega decomisaron dos armas largas, 440 cartuchos útiles de diferentes calibres, 22 cargadores y estrellas de acero conocidas como ponchallantas.

Horas después, alrededor de las nueve de la mañana del lunes, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Policía Federal fueron atacados por un grupo armado que viajaba en una camioneta por el ejido La Retama, municipio de Reynosa, en la salida a la carretera a San Fernando.

Los efectivos federales repelieron la agresión, abatieron a dos pistoleros y detuvieron a uno, identificado como Abraham Linares, de 29 años. En el lugar se incautaron de dos armas largas, un lanzagranadas, cartuchos útiles y cargadores.

Al mediodía, el gobierno municipal de Reynosa, mediante su cuenta de Twitter, reportó los hechos violentos al emitir una alerta que de amarilla subió a naranja, tras un ataque a balazos contra agentes federales en el fraccionamiento Los Olivos. Hasta ese punto arribaron, por tierra y aire, más fuerzas policiacas.

La semana pasada el presidente municipal de Reynosa, José Elías Mendoza, dijo que esperaba que los reacomodos de los grupos que protagonizan los hechos violentos no contaminaran la localidad. Reconoció que se habían presentado algunos actos de inseguridad, pero no como en otras ciudades