méxico | 10 de Enero de 2019

Nació en Toluca el 31 de diciembre de 1943 en una de las familias más influyentes de esa región. Su padre, Alfredo del Mazo Vélez, fue gobernador del estado de México, en el segundo lustro de la década de los 50. Foto Cuartoscuro / archivo La Jornada

Por

Por 

La Jornada en Línea e Israel Dávila / La Jornada

Toluca, Mex., 10 de enero.- A través de redes sociales, el gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo Maza, dio a conocer "con profunda tristeza" el fallecimiento de su padre, Alfredo Del Mazo González.

Del Mazo González murió esta mañana a los 76 años, a causa de un enfisema pulmonar, que lo mantuvo los últimos meses alejado de la vida pública.

Alfredo Del Mazo González nació en Toluca el 31 de diciembre de 1943 en una de las familias más influyentes de esa región. Su padre, Alfredo Del Mazo Vélez, fue gobernador del estado de México, en el segundo lustro de la década de los 50.

Desde muy joven inició su carrera política. A los 30 años era director de Deuda Pública de la Secretaría de Hacienda y luego fue director del Banco Obrero. 

De 1981 a 1986 fue  gobernador del Estado de México. En la recta final del sexenio de Miguel de la Madrid Hurtado como presidente, Del Mazo fue designado secretario de Energía y Minas e Industria Paraestatal. 

El político mexiquense fue precandidato presidencial en 1987, cuando el PRI postuló a quien sería el mandatario a partir del año siguiente, Carlos Salinas de Gortari. Al no obtener la nominación, fue enviado como embajador a Bélgica y regresó a México para dirigir el Fondo Nacional de Fomento al Turismo, Fonatur.

En 1997 fue postulado por el PRI para la jefatura del gobierno del Distrito Federal, pero perdió ante Cuauhtémoc Cárdenas.

Del Mazo González fue también secretario de Recursos Hidráulicos en el gobierno del presidente Adolfo López Mateos.

Del Mazo Maza se alejó de la política hasta que en 2000, Arturo Montiel, gobernador mexiquense, lo hizo uno de sus principales consejeros. Tuvo una fuerte trascendencia en el sexenio del gobernador Enrique Peña Nieto, quien le dio un cargo honorífico como presidente del Consejo de Infraestructura Estatal.

Del Mazo González llevaba años con el padecimiento que le complicaba la realización de sus actividades cotidianas. Una de sus últimas apariciones públicas fue en el ungimiento de su hijo Alfredo Del Mazo Maza como gobernador, donde reveló que “era su sueño cumplido”. A esa ceremonia acudió asistido de un tanque de oxígeno y usó un scutter para desplazarse, por su impedimento para caminar.

En el mensaje del actual gobernador mexiquense añadió: "quienes tuvimos la dicha de ser parte de su vida, estaremos agradecidos por su amor y sus enseñanzas. Que Dios lo tenga cerca de él".