deportes | 10 de Enero de 2018

Ahora va frente a una peleadora conocida en México y que tiene todo el respaldo de la Policía Federal, siempre aparece uniformada para recordarlo Foto Juan Manuel Vázquez

Por

Por 

Juan Manuel Vázquez La Jornada

México, 10 de enero.- La gente sólo ve un atractivo cinturón de campeona mundial supermosca, pero lo que Lupita Martínez, la poseedora de la faja, reconoce es su propia biografía. “Ahí están guardados mis miedos, mis dolores, mi cuerpo y mi orgullo”, cuenta la campeona de 25 años que el 3 de febrero enfrentará a Irma García.

“Todos los días lo miro y me repito que no puedo perder, porque si lo pierdo se va todo: el tiempo que no regresa, los momentos que no estuve con mis dos hijos pequeños, su patrimonio. Me digo: en este momento no puedo perder”.

Cuando lo ganó fue una sorpresa porque venció a Zulina Muñoz, quien venía de diez años sin derrota y 50 peleas bajo el brazo, lo refrendó con ciertas dudas ante la panameña Carlota Santos. Ahora va frente a una peleadora conocida en México y que tiene todo el respaldo de la Policía Federal, siempre aparece uniformada para recordarlo.

“No me intimida, si la Policía Federal la apoya, a mí me impulsan mis hijos, que es lo mejor que tengo”. Juan Carlos Contreras, su entrenador de 24 años, le recuerda que en esta pelea otra vez será la retadora, aunque sea la dueña del cinturón.