espectáculos | 10 de Enero de 2018

Acrobacia, danza aérea y malabares son parte de las actividades. Foto Javier Salinas Césareo

Por

Por 

Javier Salinas Cesáreo, La Jornada

Teotihuacán, 10 de enero.- Teotihuacán Circus es la primera escuela de su tipo fundada en las inmediaciones de la zona arqueológica, en la que niños y jóvenes podrán aprender disciplinas y artes escénicas como acrobacia de piso y aérea, danza aérea, malabares o actos de equilibrio.

El próximo domingo la institución abrirá sus puertas al público con el propósito de que se conozca la oferta de actividades para que niños y jóvenes tengan una alternativa para desarrollar sus habilidades.

En México las autoridades no han dado la importancia que debería tener el circo, el cual es un arte mayor. Ahora contamos con una escuela en la zona que ofrece la enseñaza de esta disciplina que ha crecido en el mundo, y la cual antes sólo se transmitía por generaciones, afirmó Héctor Omar Cervantes Soto, director administrativo de Teotihuacán Circus.

Agregó que la finalidad es ofrecer a los niños y jóvenes un nuevo panorama para evitar que se metan en la droga, el alcohol o el tabaco. Queremos acercarlos a las artes escénicas que les pueden dejar otras experiencias y ayudar a mejorar el tejido social.

Acrobacia, danza aérea y malabares son parte de las actividadesFoto Javier Salinas Césareo

Imparten profesionales

Explicó que las clases serán impartidas por al menos seis actores y acróbatas profesionales que estarán asesorados por personas egresadas del circo de Montreal. En una primera etapa serán de tipo recreativo para introducir a los menores al mundo del circo con la finalidad de que conozcan una discipilina que podrán estudiar de manera profesional en un futuro. Además, se firmarán convenios con institutos de diversos países con el fin de que los alumnos hagan residencias y se preparen para regresar a enseñar lo aprendido.

En una segunda etapa se combinará la preparatoria con la enseñanza de las artes circenses, con base en planes de estudio de la Secretaría de Educación Pública.

Cervantes Soto aclaró que las clases tendrán un costo muy bajo para que la escuela sea sustentable. Habrá becas para los habitantes de los pueblos de la zona.

La escuela está ubicada en Rancho Viejo Teotihuacán, en San Francisco Mazapa, a dos kilómetros de la zona arqueológica.