mundo | 10 de Enero de 2017

Barack Obama durante su discurso de despedida. Foto especial

Por

Por 

Agencias

Chicago, 10 de enero.- El presidente estadunidense, Barack Obama, aseguró este martes en su discurso de despedida que Estados Unidos, es más fuerte" ahora que hace ocho años.

Entre gritos y aplausos, a su llegada, al centro de convenciones Mc CormickPlace, en Chicago, dio las gracias por hacerle "mejor presidente y  mejor hombre", diez días antes de ceder el puesto al republicano Donald Trump.

Obama explicó que si hace ocho años le hubiera dicho a los estadunidenses que iban a lograr revertir la gran recesión, salvar a la industria automotriz, crear empleo, reanudar relaciones con Cuba, cerrar el programa nuclear de Irán "sin hacer un disparo", acabar con Osama Bin Laden, aprobar el matrimonio homosexual y garantizar un seguro de salud para 20 millones de estadounidenses, le podrían haber dicho que se había puesto objetivos demasiado altos.

"Les pido que crean. No en mi capacidad de promover un cambio, sino en la capacidad de ustedes", dijo Obama, para cerrar con la frase con que pavimentó su camino a la presidencia: "Sí, podemos. Sí, lo hicimos".

"Cada día aprendo de ustedes. Me han hecho un mejor presidente y un mejor hombre", aseguró el mandatario en su último discurso en el cargo.

Racismo: "fuerza divisoria"

Agregó que el racismo es aún una "fuerza divisoria", llamó a la unidad y a dejar atrás las diferencias.

El presidente Barack Obama afirmó que lo que se dijo de un Estados Unidos sin problemas raciales después de que él fue elegido en 2008 podría haber sido bien intencionado, pero "nunca fue realista".

Obama —que tiene 55 años— dijo que ha vivido lo suficiente para saber que las relaciones entre las razas son mejores de lo que eran hace 30 años. Pero indicó que también sabe que "no estamos donde necesitamos estar".

Dijo que cada problema económico no puede ser enmarcado como una lucha entre los blancos de clase media que trabajan duro y las minorías indignas, y señaló que abandonar a los hijos de los inmigrantes disminuirá las posibilidades de los niños estadounidenses.

Obama dijo que es necesario que los corazones cambien. Citó al héroe de la novela "To Kill a Mockingbird", Atticus Finch, que afirmó que, para entender a una persona, ayuda "subirse a su piel y caminar dentro de ella".

Transición pacífica

Obama valoró la transición pacífica hacia el mandato de Donald Trump y llamó a los estadunidenses a mantenerse unidos para enfrentar los próximos desafíos.

"Depende de nosotros asegurarnos que venceremos los desafíos que aún enfrentamos", dijo Obama en Chicago.

Estados Unidos tiene un gran potencial, "pero ese potencial sólo podrá desarrollarse si nuestra democracia funciona, sólo si nuestros políticos reflejan de mejor modo la decencia de nuestro pueblo, sólo si todos nosotros, independientemente de la afiliación partidaria, ayudamos a restaurar el sentido del objetivo común que tanto necesitamos ahora", afirmó.

"Michelle y yo nos hemos emocionado por todos los buenos deseos que hemos recibido en las últimas semanas. Pero hoy es mi turno decir gracias", dijo Obama en Chicago, la ciudad donde comenzó su carrera política.

Negar el cambio climático, una traición

Aseguró que negar el cambio climático "traiciona a futuras generaciones". "Podemos y debemos discutir sobre la mejor forma de abordar el problema. Pero simplemente negar el problema, no solo traiciona a futuras generaciones, sino que también traiciona el espíritu esencial de nuestro país", expresó.

Trump asumirá la presidencia el próximo 20 de enero, tras una ceremonia de toma de posesión a los pies del Capitolio.

Sondeo

¿Responde la abrogación de la Ley del Agua a las protestas ciudadanas?