Chihuahua | 09 de Octubre de 2018

Javier Corral Jurado, gobernador de Chihuahua Foto Guillermo Sologuren/ Archivo

Por

Por 

Jesús Estrada

Chihuahua, 9 de octubre.- La ex diputada federal del Partido Acción Nacional (PAN), Cristina Jiménez Márquez, impugnará el proceso interno de renovación de la dirigencia estatal de su partido en Chihuahua, tras conocerse que Rocío Reza Gallegos, ex titular de la Secretaría de Desarrollo Municipal en la administración de Javier Corral Jurado y aspirante a la dirigencia, presentó más de mil firmas invalidas al registrarse en el proceso interno de renovación.

Marisela Terrazas Muñoz, integrante de la Comisión Estatal Organizadora del Proceso Electoral Interno del PAN, confirmó que Rocío Reza presentó dos mil 640 firmas para solicitar su registro como candidata, pero cancelaron mil 695 pues no cumplían con varios requisitos, como un mínimo de 10 por ciento y máximo de 12 por ciento por municipio, además algunas firmas no eran de militantes reconocidos como afiliados activos.

El lunes pasado venció el plazo para el registro de aspirantes a ocupar la dirigencia estatal de Acción Nacional, pese a las firmas inválidas fue aceptado el registro de la ex secretaria de Desarrollo Municipal y ex colaboradora de Javier Corral, ya que de todas formas cumplió con el número mínimo de 945 firmas válidas.

Cristina Jiménez Márquez cuestionó que Roció Reza haya superado el máximo de mil 19 firmas que establece la convocatoria, buscando el registro con engaños, pues sabía que muchas de las dos mil 640 firmas que presentó serían canceladas.

Dijo que no hay condiciones para renovar la dirigencia estatal del PAN en igualdad de circunstancias, ya que la convocatoria es muy clara al pedir a los aspirantes presentar como mínimo 849 firmas y máximo mil 19, para evitar la manipulación de padrón de militantes o prácticas ilegales.

Consideró que aceptar el registro de Reza Gallegos es violar las bases de la convocatoria y va contra la democracia, también señaló que empleados del gobierno estatal han sido amenazados con perder su trabajo si apoyan candidaturas distintas a la que impulsa el gobernador Javier Corral.

“Identificamos la operación de empleados de gobierno del estado, donde los obligaron a entregar firmas a favor de Reza Gallegos, y la operación de recolección de firmas por empleados del Comité Directivo Estatal del PAN”, dio a conocer en un mensaje a la militancia panista.

El mes pasado, el consejero estatal panista Alejandro Leyva, denunció que el gobernador de Chihuahua se reunió con funcionarios estatales, entre ellos varios recaudadores de rentas de municipios, para impulsar a Rocío Reza como su candidata.

También denunció que burócratas fueron congregados para solicitarles apoyo para la candidata de Corral, “y se ha entrometido en el proceso con visitas a municipios al querer imponer a Rocío Reza Gallegos”.