méxico | 09 de Septiembre de 2017

La autoridad estatal advirtió que van a persistir las altas temperaturas sábado y domingo Foto Edgar Lima/archivo La Jornada Baja California

Por

Por 

Raymundo León, Cristina Gómez y Juan G. Partida, corresponsales

Hermosillo, 9 de septiembre.- La Secretaría de Gobernación (SG) emitió declaratorias de emergencia para seis municipios de Sonora y dos de Baja California Sur. La asistencia que se dará consiste en alimentos, productos de limpieza e higiene personal, en especial entre los damnificados por la tormenta tropical Lidia.

En la primera entidad las lluvias provocadas por el meteoroinhabilitaron la red hidráulica de Hermosillo y provocaron unos 160 socavones.

Los recursos del Fondo para la Atención de Emergencias que serán liberados de la forma referida beneficiarán a los municipios de Benito Juárez, Bácum, Cajeme, Empalme, Guaymas y San Ignacio Río Muerto.

Miguel Ángel Santana Corrales, gerente de Alcantarillado y Saneamiento del ayuntamiento, calculó que los daños, sólo en Hermosillo, superan los 80 millones de pesos; aseguró que 40 por ciento de la red de conducción de agua tiene problemas y es uno de los factores que han incidido en la formación de socavones.

En BCS, 160 mil afectados

La SG autorizó la declaratoria de emergencia también para los municipios de la media península de Baja California Sur, Los Cabos y Mulegé, que recibirán apoyo pues hay unos 160 mil habitantes afectados.

En Mulegé, muchas rancherías quedaron incomunicadas por la crecida de los arroyos y para llevarles los productos a sus habitantes se utilizan helicópteros.

En Los Cabos se abrieron cuatro comedores para atender a los damnificados y se mantienen en operación dos albergues con 92 personas.

El Consejo Estatal de Protección Civil informó que el servicio de energía eléctrica quedó restablecido en todo el estado, pero sigue el desabasto de agua potable en Cabo San Lucas y Comondú.

Los 23 puntos de las carreteras federales afectadas quedarán reparados en tres semanas, pero ya hay paso provisional en todos ellos, explicó el organismo.

La Procuraduría General de Justicia del Estado confirmó la cifra de seis muertos y dos desaparecidos.

El procurador Erasmo Palemón dio a conocer que 10 habitantes del multifamiliar que se derrumbó en el fraccionamiento Chula Vista presentaron una denuncia contra la constructora Homex y las autoridades que aprobaron construir el inmueble. Se espera que hagan lo mismo los moradores de la colonia Pueblo Nuevo, donde se desplomó otra unidad.

El secretario general de Gobierno, Álvaro de la Peña Angulo, explicó que esta administración no ha autorizado ningún asentamiento irregular y no lo hará, pero advirtió que se llegará hasta las últimas consecuencias en las investigaciones. Se tiene que sancionar a los responsables de autorizar y construir en las orillas y cauces de arroyo, dijo.

En Jalisco, la carretera libre Guadalajara-Puerto Vallarta quedó cerrada a partir de este viernes a causa de un derrumbe en el tramo de Mascota a Las Palmas, en la zona serrana de la vía estatal. Elementos de la Unidad Estatal de Protección Civil corroboraron que es intransitable.

La ruta es la única sin peaje para conducir de Guadalajara al principal centro turístico de la costa jalisciense y se ha mantenido cerrada desde mediados de agosto, cuando las copiosas lluvias provocaron varios deslaves.

El deslave de una ladera ocurrió en el kilómetro 47+ 700 de la carretera y aunque no son los ocho kilómetros destruidos en agosto pasado, la extensión de dicho derrumbe hace prácticamente imposible transitar por la ruta.