Baja California | 09 de Agosto de 2019

El gobernador, en su último informe. Foto Cristian Torres Cruz

Por

Por 

Cristian Torres Cruz

Mexicali, 9 de agosto.- Los grupos empresariales de Mexicali dieron su veredicto para la administración de Francisco Vega de Lamadrid, al concluir su sexto informe de gobierno; “Kiko” no tuvo autoridad para enfrentar la problemática de la entidad, además de que se va entre opacidad y la sombra de la corrupción.

Vega de Lamadrid fue reprobado en cuanto a transparencia, obra pública, corrupción y educación, incluso desestimaron los datos económicos que ofreció en su sexto y último informe de gobierno.

El más duro de todos fue el ex presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de esta ciudad, Federico Díaz Gallego, quien criticó fuertemente al aún gobernador.

“No estamos en nada satisfechos en obra con lo que hizo para Mexicali; se olvidó totalmente de nosotros, hasta ahí llega mi comentario”.

Corrupción

Por su parte el presidente del CCE en Mexicali, Rodrigo Llantada acusó al mandatario estatal de obstruir el tema anticorrupción, al colocar funcionarios a modo.

“La verdad es que vimos ejercicios muy limitados en materia de inversión –explicó– fue un sexenio que se distinguió por hacer las cosas con la menor transparencia, hay múltiples señalamientos, hay un ambiente enrarecido en las finanzas, no se conoce en profundidad de cuánto es el monto de la deuda de corto y largo plazo”.

Respecto a la deuda afirmó que se desconoce el estatus de las finanzas estatales lo cual ha repercutido en una baja evaluación de las calificadoras.

“En materia de educación (es) deplorable –expuso–; hubo muchos cambios de secretario, hasta este último ha sido el que más le ha entendido, el que mejor ha hecho las cosas, pero ya fue un cambio en el último tramo y no alcanzamos a ver los beneficios”.

Sobre el Sistema Estatal Anticorrupción (SEA), Llantada planteó una crítica aplastante, incluso desde los nombramientos que quedaron en tela de duda.

“No se avanzó, y era un reto importante ante tantos señalamientos. Creo que las disposiciones de los legisladores y el gobernador debieron ser mejores”.

Reprobó: “no puedes un magistrado con un claro conflicto de interés y con una cláusula de ilegibilidad como es la residencia, no puedes nombrar a un auditor violando todos los principios que señalaba la ley”.

Consideró que “se distinguieron por aquello de lo que fueron señalados desde el principio”.

Obra Pública

El dirigente de Coparmex, Ernesto Elorduy, fue de los más críticos ante el gobierno de “Kiko” al cual acusó de opacidad en la administración.

“Deja algunas cuentas pendientes muy importantes, principalmente lo que es un liderazgo, faltó un liderazgo en el tema de la lucha contra la corrupción, transparencia y estado de derecho”.

Al respecto, añadió, “los empresarios empujamos muy fuerte para la creación del Sistema Estatal Anticorrupción y yo creo que pudo tener un rol protagónico en este tema, y no lo tuvo”.

La actuación del gobernador provocó que la integración del SEA “tardara más de lo necesario y a la fecha todavía no está operando al 100 por ciento, como debería estar”.

En cuanto a obra pública, el empresario le dio con todo al gobernador estatal, ya que no hubo recursos para infraestructura en los últimos 3 años, incluso en el renglón de Inversión Productiva, concepto que se utiliza para la medición del impacto de las obras, señaló que fue de cero, en la última mitad de su gestión.

“Nunca se resolvió ni se atendió de raíz –enfatizó– el problema financiero del estado, simplemente vimos que se estuvo pateando el bote, a través de contratación de créditos que sustituían a otros créditos, como una especie de tarjeta de crédito que luego sacas otra para pagar esa”.

Un problema que “nunca se atacó de raíz es el exceso de nómina y un sistema de pensiones insolventes, que va a terminar costando muchísimo dinero y va romper la esperanza de muchísimos empleados”.

Empleo

En cuanto a generación de empleo cuestionó la falta de liderazgo de “Kiko” en temas tan importantes como Constellation Brands, sobre el cual estimó que dejó ir una gran cantidad de inversión.

Respecto a la economía consideró que “al estado siempre le ha ido muy bien porque somos un estado líder a nivel nacional y nuestro dinamismo sigue fuerte”.

No obstante, “hay que reconocer que en varios sectores sí nos han rebasado en estos últimos 6 años; ya llevábamos un liderazgo importante en las industrias aeroespacial y automotriz, que nos ha robado en gran medida el Bajío y ya vimos la inversión de Constellatión que se politizó ante un vacío de autoridad” expuso.

Educación

En el tema educativo el gobernador no quedó exento de crítica, porque no hubo avances, sino retrocesos, afirmó Alfredo Postlethwaite Duhagon, presidente de Copase, organismo que aglutina a un gran número de asociaciones civiles.

“Ojalá pudiéramos hablar de avances, pero no los tuvimos, si te vas directamente a los indicadores y resultados del nivel de aprendizaje de nuestros alumnos”, subrayó.

“Inclusive –indicó– hay un estudio en que se ve que hay un retroceso, hay una tendencia negativa desde hace 10 años, en la que el nivel de aprendizaje de nuestros alumnos a decaído mucho en matemáticas, lenguaje y comunicación”.

Baja California invierte una gran cantidad de recursos, los cuales no están dando resultados.

“Definitivamente –calificó– es una tormenta financiera que tenemos que resolver los bajacalifornianos, las autoridades, el sector social, el sector empresarial y por supuesto el sector del magisterio, tenemos que ser muy claros y transparentes”.

Criticó la falta de pago a maestros, que ha sido una constante durante toda la administración, señaló que para resolverlo se tiene que involucrar a la sociedad en el tema.

“No conocemos el verdadero estatus de las finanzas –lamentó– sabemos que hay complicaciones, ojalá se preste la transición a la apertura de la manera más rápida y oportuna, para que puedan determinar lo que se tiene que hacer, pero fue un sexenio muy cuestionado que creo que le generó un atraso al estado”.

Logros, Inversión y Empleo: Kiko

La opinión de Kiko contradijo la de quienes lo reprobaron. Aseguró que su gobierno fue un facilitador de empleo.

Presumió la generación de empleos ante el instituto Mexicano del Seguro Social, al comparar con el periodo de 2008-2013, rubro en que, dijo, se registraron 28 mil empleos en contra 233 mil en su sexenio.

En cuanto a empleos generados por cada 100 mil habitantes, le sacó partido al juego de números, para explicar que se generaron 6.3 empleos y lograr el quinto lugar a nivel nacional. De los empleos generados, presumió, 82 fueron contratación permanente y únicamente el 15 por ciento eventuales. Afirmó que Baja California mantiene el 2.5 por ciento de desempleo. Menor inclusive que la de Estados Unidos.

Respecto a ventas al menudeo, se registró, aseveró, un aumento del 11.5 por ciento anual de enero a mayo del 2019, con lo cual la entidad de posicionó en primer lugar nacional, con 17 meses continuos de crecimiento anual.

El crecimiento de la inflación fue de 2.8 por ciento, menor al nacional que fue de 4 por ciento, por lo cual, en su opinión, “estamos bien colocados, hemos hecho un gran esfuerzo porque para cualquier país, para cualquier estado y ciudad, el que haya empleo es importantisimo, porque el mejor deseo es que nuestros hijos, aparte de esforzarse para estudiar tengan la oportunidad de tener un empleo. ¿De qué sirve –preguntó– que vayan a la escuela por tantos años, si no van a conseguir empleo”.

“Trabajamos nosotros en la inversión extranjera directa, trabajamos en abatir la tasa de desocupación, trabajamos en incrementar la inversión en el estado y a su vez trabajamos nosotros fuertemente para que el empleo este el servicio de los jóvenes y tantísimos migrantes que nos han llegado por miles en los últimos años”. Anunció ya se liquidó 10 por ciento de la deuda a corto plazo, lo cual se hizo antes del 31 de junio.