Baja California | 09 de Agosto de 2018

Sin dirigencia sindical reconocida legalmente, el control pasa al presidente del Comité Estatal del Sindicato, que es la máxima autoridad en la institución y quien emitió la convocatoria para la elección extraordinaria pasada. Foto Luis Arellano Sarmiento

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento

Mexicali, 9 de agosto.- Genaro Díaz Reynoso, quien se ostenta como secretario general del sindicato de burócratas en Mexicali presentó tres denuncias penales por los delitos de lesiones y despojo, luego de que la noche del miércoles simpatizantes de Lázaro Mosqueda Martínez -quien también pretende la dirigencia del gremio- se apoderaron del edificio sede del organismo en esta capital.

El enfrentamiento violento se dio luego de conocer que el Tribunal de Arbitraje negó otorgar el Toma de Nota a la planilla Unidad Sindical, por lo que de facto declaró inválida la elección extraordinaria en la que participaron 4 mil 500 agremiados el pasado 26 de julio.

El abogado de quienes ahora tienen en su poder el edificio, Luis Alfonso Vargas Silva, explicó que la autoridad laboral arguyó que en la elección extraordinaria se habían violentado los estatutos sindicales al no haber sido convocada por Comité Ejecutivo Seccional de Mexicali.

Sin embargo, un amparo concedido por el Quinto Tribunal Colegiado de Circuito desde hace unos meses resolvió que ni la planilla de Mosqueda Martínez ni la de Genaro Díaz Reynoso ostentan legalmente la Toma de Nota del Sindicato de Burócratas de Mexicali, abundó el abogado.

Incluso, este miércoles 8 de agosto el mismo Tribunal de Arbitraje también negó la solicitud de Toma de Nota que pidió el grupo encabezado por Díaz Reynoso.

Sin dirigencia sindical con reconocimiento legal, destacó Vargas Silva, el control pasa al presidente del Comité Estatal del Sindicato, que es la máxima autoridad en la institución y quien emitió la convocatoria para la elección extraordinaria pasada.

“Nosotros estamos resguardando las instalaciones por instrucciones del Comité Ejecutivo Estatal de Sindicato, dirigido por el licenciado Arturo Gutiérrez Vázquez, estamos en el sindicato en este momento, así como está la situación jurídica derivado de la resolución de ayer”, aseveró el abogado.

A petición de la máxima autoridad al no haber comité legalmente constituido, por instrucción del dirigente estatal “resguardaremos estas instalaciones, y por otra parte pues interponer los recursos legales pertinentes derivados del acuerdo de ayer, y seguir insistiendo porque no ha quedado firme nuestra sentencia de amparo en lo relativo al cumplimiento cabal de la misma en el Quinto Tribunal Colegido de Circuito”, refirió Vargas Silva.

Acusan a Vega de intervenir

Según los inconformes, la Oficialía Mayor del gobierno de Francisco Vega de Lamadrid está interviniendo en la vida interna del sindicato a favorecer a Genaro Díaz, pues no tiene la representación legal.

Específicamente, la intromisión se da cuando la Oficialía Mayor le sigue otorgando comisiones sindicales y le sigue entregando las cuotas sindicales a ese Comité Ejecutivo Seccional que no tiene toma de nota, explicó el abogado.

Cuestionado por la acusación de parcialidad por parte del gobierno estatal, el gobernador Vega de Lamadrid, negó que esté interviniendo en el conflicto entre burócratas.

Dijo que ambas partes tienen sus recursos legales en el tribunal laboral, por lo que espera que pronto lleguen a un acuerdo.

Por lo pronto, confirmó el mandatario, por el apoderamiento violento del edificio sindical presentaron tres denuncias penales en la Procuraduría General de Justicia del Estado.

“Nosotros reconocemos lo que las propias autoridades nos dicen y nos indican; yo no he dado ninguna instrucción de que se metan las manos, absolutamente para nada, así es de que las partes están representadas legalmente, entonces si hay condiciones jurídicas se aplican, si no hay condiciones jurídicas no se pueden aplicar, y hay instancias, ojalá que esto se resuelva pronto en orden y con respeto”, dijo el mandatario estatal.