méxico | 09 de Agosto de 2017

Enrique Ochoa Reza, dirigente nacional del PRI, durante los trabajos en la mesa de estatutos, previo a la realización de su Asamblea Nacional Ordinaria. Foto Cuartoscuro / La Jornada

Por

Por 

Enrique Méndez, La Jornada

Campeche, Camp., 9 de agosto.- El Partido Revolucionario Institucional (PRI) modificó los estatutos para permitir que “candidatos ciudadanos simpatizantes” puedan ser postulados como candidatos a la Presidencia de la República, pero al mismo tiempo mantuvo el requisito que se exige a los priistas desde hace quince años, de demostrar una militancia mínima de una década para participar en ese proceso de selección.

Durante un debate de cuarenta minutos, delegados a la mesa de estatutos se enfrascaron en un intercambio de opiniones sobre la conveniencia o no, de que un no militante pueda representar al tricolor en la elección del próximo año.

José Ramón Martel, quien fue coordinador de asesores en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), argumentó que se trata de una modificación que envía el mensaje a los ciudadanos de que el partido sigue siendo un vehículo para acceder al poder político.

En contraparte, el ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz, cuestionó que se trata de una reforma a modo. “No nos volvamos, como dice Manlio Fabio Beltrones, en un taxi para llevar a la Presidencia a cualquiera sin compromiso. ¡La militancia está hasta la madre de las imposiciones!” .

El argumento presentado por Jorge Meade, delegado de la Sedesol en Morelos, es que el PRI debe convertirse, con esta modificación, en un partido más competitivo. También el ex delegado de la misma dependencia en Oaxaca, Heliodoro Díaz, sostuvo que el PRI no puede someterse a “camisas de fuerza, prejuicios e ideas trasnochadas”.

El cambio, que deberá ser ratificado por la Asamblea Nacional del sábado, define que será la Comisión Política Permanente del partido la instancia que definirá el método de elección del candidato presidencial y que el único requisito exigido a un simpatizante para participar en un proceso de selección de candidato a la presidencia, es asumir la Declaración de Principios y el Programa de Acción.

Antes, el pleno de la mesa de estatutos aprobó modificar ese documento para definir que ningún senador o diputado local o federal que haya llegado a ese cargo por la vía de la representación proporcional, pueda ser postulado para un nuevo cargo plurinominal, con objeto de frenar la práctica entre la élite priista de faltar de una cámara a otra sin tener que pedir el voto.

El diputado por Quintana Roo, Mario Machuca, hizo evidente el destino de este cambio para frenar ese ejercicio: “aquí la hermana república de Yucatán es la que nos gana”. La modificación fue aplaudida por los delegados que exclamaron: “¡Fuera chapulines!”.