mundo | 09 de Julio de 2018

López Núñez ayudó a Guzmán Loera en enero de 2001 a fugarse de la prisión de Puente Grande, en Jalisco, aprovechando su cargo como subdirector de seguridad en el penal Foto Archivo La Jornada

Por

Por 

Dennis A. García | La Jornada
Ciudad de México, 9 de julio.- El Departamento de Justicia de Estados Unidos pidió desde el 18 de junio al encargado de despacho de la Procuraduría General de la República (PGR), Alberto Elías Beltrán, que entregara lo antes posible a Dámaso López Núñez, El Licenciado, quien hoy comparece ante la corte de Virginia por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de asociación delictuosa y contra la salud.

Desde el 22 de enero, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dictó el acuerdo por el que concedió la extradición de López Núñez, compadre de Joaquín El Chapo Guzmán. Sin embargo, el 18 de junio las autoridades estadunidenses pidieron acelerar la extradición de El Licenciado –misma que se dio el 6 de julio– por tratarse de un testigo importante para el proceso de Guzmán Loera, cuyo juicio está programado para septiembre.

La oficina de asuntos internacionales del Departamento de Justicia dijo a Elías Beltrán que nombraba al agregado del Departamento de Justicia en la embajada de Estados Unidos en México como el enlace en los canales de comunicación.

Como parte de los tratados de cooperación bilateral, la dependencia de Estados Unidos dijo que la PGR podrá tener acceso a la información que proporcione El Licenciado para continuar con la investigación que se sigue en México.

Además, en caso de que Dámaso López se declare culpable por los cargos que se le siguen en ese país, se alentaría para que proporcione información a la PGR.

López Núñez ayudó a Guzmán Loera en enero de 2001 a fugarse de la prisión de Puente Grande, en Jalisco, aprovechando su cargo como subdirector de seguridad en el penal, desde entonces, El Chapo lo acogió y le dio poder dentro de la estructura del cártel de Sinaloa.

El 2 de mayo de 2017, El Licenciado fue detenido por la Agencia de Investigación Criminal y el Ejército Mexicano en la colonia Anzures, en Ciudad de México; tres días después se cumplimentó una orden de detención provisional con fines de extradición.

Su hijo, Dámaso López Serrano El Minilic, se sintió desprotegido y ante el temor de ser agredido por los hijos de El Chapo, con quienes disputaba el liderazgo del cártel de Sinaloa, se entregó al gobierno estadunidense en julio de 2017.

El Minilic tenía orden de detención provisional con fines de extradición, expedida el 19 de octubre de 2016 por la corte federal del distrito sur de California, por los delitos de asociación delictuosa para distribuir e importar drogas en diversas modalidades. Se le consideraba como el principal generador de violencia en el estado de Sinaloa y en Los Cabos, Baja California Sur; antes de tomar poder dentro del cártel, El Minilicfungió como jefe de las fuerzas de élite al servicio de su padre.

Tras la recaptura y extradición de Joaquín Guzmán Loera, el cártel de Sinaloa se fragmentó en por lo menos tres grupos visibles que peleaban el liderazgo, uno de ellos es el encabezado por los hijos de El Chapo, que tiene el apoyo de Ismael El MayoZambada; otro era el de Los Dámaso, además del grupo de Aureliano Guzmán, El Guano, hermano de El Chapo.