méxico | 09 de Junio de 2018

El abanderado de Juntos Haremos Historia admitió que los medios de comunicación han sido objetivos y han dejado su actuación tendenciosa; en la imagen con el ex líder de autodefensas José Manuel Mireles, a quien expresó su respaldo. Foto La Jornada

Por

Por 

Ernesto Martínez Elorriaga / La Jornada

Uruapan, Mich., 9 de junio.- Andrés Manuel López Obrador, candidato a la Presidencia de la República por la coalición Juntos Haremos Historia, aseguró que no ha pactado nada con el presidente Enrique Peña Nieto, como sostiene su adversario Ricardo Anaya: "Que se sosiegue y se tranquilice; ha cometido muchos errores y no le está yendo bien, por eso está desesperado, pero yo qué culpa tengo".

En entrevista con los medios, López Obrador se refirió a las acusaciones de lavado de dinero contra el candidato de Por México al Frente, y sostuvo que cada quien es responsable de sus actos. "El que no quiera ver visiones que no salga de noche", aseveró el político tabasqueño, tras indicar que si están en malos pasos, se metieron a hacer negocios y están manchados de corrupción, "en campaña sale todo".

Tras encabezar el primer mitin del día ante más de 6 mil simpatizantes reunidos en Uruapan, López Obrador recomendó a su adversario no bajar la guardia: "que se mantenga firme, con aplomo, porque el que se aflige se afloja".

A pregunta expresa, Obrador contestó que no se siente atacado por Televisa, Milenio, Tv Azteca ni por Reforma, Proceso, El Universal o La Jornada, porque los medios de comunicación actúan con mucho profesionalismo.

A diferencia de 2006 y 2012, aseguró, la prensa se está comportando "con objetividad, oportunidad y no ha actuado de manera tendenciosa". Esto se debe, agregó, a que "ahora los ciudadanos quieren mejor información y se debe también a las benditas redes sociales, y ahora esto ayuda a que haya más equilibrio".

En torno a los ataques en su contra con llamadas telefónicas, el político tabasqueño comentó que es bueno que el Instituto Nacional Electoral (INE) esté investigando la guerra sucia por ese medio, aunque sabe que todavía están haciendo llamadas en la que se le ataca, se "trata de una campaña montada que cuesta muchísimo dinero para estar hablando a millones de teléfonos".

López Obrador señaló que el INE y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) deben investigar a fondo e informar quién está haciendo y pagando esa campaña, lo cual no debe ser difícil, porque la mayor parte del sistema telefónico lo tiene Telcel. "Es seguirle la pista de las llamadas de Telcel, y espero que haya resultados y no se siga con esa (práctica)".

En la plaza pública conocida como La Pérgola, López Obrador estuvo acompañado de José Manuel Mireles, candidato plurinominal a la diputación local. Al finalizar, el ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México aseguró que el ex líder de grupos de autodefensa es abanderado de la coalición Juntos Haremos Historia y si hay un asunto legal que dirimir, para eso están los tribunales electorales.

Por la tarde, López Obrador continuó su recorrido por Apatzingán, corazón de la Tierra Caliente, y horas más tarde arribó a Ciudad Lázaro Cárdenas. En la explanada municipal del puerto, el candidato presidencial aseguró a los miles de ciudadanos reunidos que el dirigente nacional del Sindicato Minero, Napoleón Gómez Urrutia, será candidato al Senado una vez que el TEPJF resolvió en su favor, ya que como en muchos casos se le fabricaron delitos.