mundo | 09 de Mayo de 2018

La inversión que se realizó el año pasado fue de 160 mil millones de dólares, 18 por ciento más que en 2016 Foto archivo

Por

Por 

Angélica Enciso L.
Ciudad de México, 9 de mayo.- De entre las fuentes de energías tradicionales y renovables, la solar dominó en la nueva instalación de capacidad de generación eléctrica y las inversiones globales en 2017, lo cual indica que el mapa energético cambia, refiere el Programa de la Organización de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma).

En el informe Tendencias globales en la inversión en energías renovables 2018, se precisa que acelerar la transición hacia la economía baja en carbono e impul-sar las inversiones en la construcción de infraestructura de energía renovable, en particular la solar, es fundamental en el logro de los objetivos del Acuerdo de París para reducir emisiones de ga- ses de efecto invernadero.

Las inversiones en energías renovables atraen a más personas a la economía, ofrecen más empleos, de más calidad y mejor remunerados; además, significa menos contaminación, señala el documento.

Inversión de 103 mil mdd a carbón y gas

Señala que la inversión que se realizó el año pasado fue de 160 mil millones de dólares, 18 por ciento más que en 2016 y más que cualquier otra tecnología. A la solar se destinó 57 por ciento de las inversiones en energías renovables totales, más que el carbón y el gas, que recibieron 103 mil millones de dólares.

El informe señala que los costos decrecientes de la electricidad solar y en cierta medida de la energía eólica impulsan el aumento en las inversiones.

China fue el país con más inversión, con una marca histórica de 126 mil millones de dólares, 31 por ciento más que en 2016. También creció la inversión en Australia, con 8 mil millones, en México con 6 mil millones y en Suecia con 3 mil millones de dólares.

Agrega que el año pasado se generó una marca histórica de 157 gigavatios de energía renovable, frente a los 143 gigavatios de 2016, y se superaron ampliamente los 70 gigavatios de capacidad generadora añadida de combustibles fósiles.

El cambio climático nos rebasa

Es evidente que se debe seguir el impulso en la transición hacia la energía renovable, porque el cambio climático va más rápido que nosotros, escribió Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de ONU Cambio Climático, en el prólogo del informe, realizado en coautoría con Erik Solheim, director ejecutivo del organismo, y Nils Stieglitz, presidente de la Escuela de Finanzas y Administración de Frankfurt.

Advirtieron que en 2017 se registró el segundo año más caluroso de la historia y los niveles de bióxido de carbono continúan en aumento. En la generación de electricidad aún queda mucho por hacer respecto de la tecnología de energía renovable.

En 2015 los países adoptaron el Acuerdo de París, cuya finalidad es limitar el incremento de la temperatura media global por debajo de los 2 grados centígrados, lo más cerca posible de 1.5 grados. Sólo lograremos este objetivo reduciendo de manera sustancial y rápida el uso de combustibles fósiles, afirmaron los tres autores.

Sondeo

¿Cuál es la causa de la ola violenta que se vive en Tijuana?