Chihuahua | 09 de Febrero de 2019

Un "chantaje", las protestas en Tamaulipas, asegura el CCE; trabajadores finalizan paro de 15 días en otras 45 compañías. Foto Julia Le Duc /La Jornada

Por

Por 

Julia Le Duc / La Jornada

Matamoros, Tamps., 9 de febrero.- Obreros afiliados al Sindicato Industrial de Trabajadores en Plantas Maquiladoras y Ensambladoras de Matamoros (Sitpme) iniciaron una huelga este viernes en 30 empresas, el mismo día en que el otro sindicato en importancia de esta frontera, el de Jornaleros y Obreros Industriales y de la Industria Maquiladora (Sjoiim), ya concluyó su paro laboral en 45 compañías.

Los patrones de las maquiladoras Candados Universales y Kearffort, las últimas dos empresas en aceptar la exigencia del Sjoiim, cedieron a las demandas de sus trabajadores, quienes desde el 25 de enero –cuando comenzó el movimiento obrero de Matamoros– demandaban 20 por ciento de aumento salarial y 32 mil pesos de un bono anual (20/32).

El líder del Sitpme, Jesús Mendoza Reyes, precisó que los empleados afiliados a su organización en siete de 30 empresas ya obtuvieron el beneficio 20/32, pero la rebelión continuaba en las otras 23, cuyos trabajadores siguen inconformes con un aumento salarial del 8 por ciento obtenido.

Mendoza Reyes consideró que a diferencia del Sjoiim –el cual en 15 días de protestas obtuvo beneficios para sus 30 mil trabajadores–, la petición de los agremiados del Sitpme de obtener un bono de 32 mil pesos resulta una "aberración".

"Ya que es una cláusula que nunca hemos tenido en nuestro contrato, que nunca se les ha entregado, que no fue propuesta por este sindicato, el hecho es que nuestros trabajadores se contaminaron con la exigencia (del Sjoiim)", explicó el líder sindical.

Detalló que en las otras 23 empresas del Sitpme no podrá cumplir esta exigencia, pues los dueños no tienen los recursos, porque aceptar esta "aberración" que proponen los trabajadores, los dueños están en su derecho de despedirlos, "que es lo que ha dejado este movimiento, unas mil personas sin trabajo".

En ese contexto, la lucha de los trabajadores continúa en la embotelladora Coca-Cola así como en las tiendas departamentales Soriana, Smart y Chedraui. Los trabajadores de cinco sucursales de Soriana comenzaron paros escalonados en demanda de un aumento de 20 por ciento y el pago de horas extras.

Patricia Torres, portavoz de los inconformes, dijo que el corporativo se niega a trabajar los turnos extras de sus compañeros, razón por la cual dieron inicio a los paros en las tiendas departamentales. Dijo que 300 empleados se mantienen a las afueras de las tiendas, con pancartas alusivas a su exigencia y llamando a los clientes a no comprar en una empresa que los explota.

En tanto, Smart despidió a 90 trabajadores que el lunes comenzaron paro laboral. Cinco refirieron no haber recibido su liquidación. Los inconformes habían denunciado cómo la firma les subió el sueldo a 176 pesos, pero eliminó tres bonos, por lo que sus percepciones en lugar de mejorar disminuyeron este año.

En Chedraui se dio salida al conflicto que se tenía con 200 trabajadores de dos sucursales, luego de que les regresaran el bono de asistencia que les habían eliminado.

Emplazamiento a huelga en Coca-Cola
El emplazamiento a huelga continúa en Coca-Cola, pues 300 trabajadores exigen 20 por ciento de aumento y 32 mil pesos de bono.

Finalmente, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, indicó que las empresas han erogado 2 mil 500 millones de pesos para solucionar el conflicto laboral que se vive en maquiladoras de Matamoros, Tamaulipas, por lo que calificó de un "chantaje" las acciones de los trabajadores. (Con información de Alejandro Alegría.

Sondeo

Consideras que los términos del acuerdo México-EU para evitar aranceles: