Chihuahua | 09 de Enero de 2019

Familiares de las víctimas exigieron que se les entregara a los presuntos responsables, pero no hubo respuesta ni las autoridades militares se han pronunciado al respecto, y por su parte la Procuraduría inició una investigación. Foto La Jornada Veracruz

Por

Por 

Juan Ricardo Montoya / La Jornada

Pachuca, Hgo., 9 de enero.- Habitantes de la comunidad El Aserradero, Cuautepec, se manifestaron la madrugada de este martes ante la base militar ubicada en ese municipio para exigir que les entregaran a soldados que, aseguran, mataron a dos jóvenes en un retén.

La Secretaría de Seguridad Pública local dio a conocer que alrededor de las 22:15 horas del lunes recibió el reporte de dos personas heridas con arma de fuego en El Aserradero. Indicó que al llegar al lugar elementos que viajaban en la unidad 1010 de protección civil de Cuautepec localizaron a dos jóvenes muertos a balazos.

Las víctimas, a quienes se identificó con las iniciales CCH y MACH, eran hermanos y tenían 20 y 21 años, respectivamente. Fueron encontrados en un automóvil Volkswagen color negro, con placas de circulación HGS-234-B.

El vehículo tenía en su carrocería y parabrisas varios impactos de bala de calibre aún no determinado, además de que los cristales del lado del conductor fueron destrozados a tiros.

Vecinos que fueron al lugar aseguraron que los jóvenes fueron acribillados por elementos del Ejército Mexicano, luego de negarse a detener el vehículo en un retén.

Según la policía municipal, los pobladores se trasladaron alrededor de las 2:40 horas del martes a la base militar que se encuentra en El Aserradero para exigir que se les entregara a los presuntos culpables, y se fueron casi a las cinco de la mañana sin haber recibido respuesta de autoridades castrenses. La 18 Zona Militar no ha hecho pronunciamiento al respecto. La Procuraduría estatal informó que inició una investigación.
El municipio de Cuautepec se ubica en los límites de Hidalgo con Puebla, y es considerado por autoridades federales un foco rojo por la presencia de bandas dedicadas a la extracción ilegal y venta de combustible de Petróleos Mexicanos.

Según la policía municipal, los pobladores se trasladaron alrededor de las 2:40 horas del martes a la base militar que se encuentra en El Aserradero para exigir que se les entregara a los presuntos culpables, y se fueron casi a las cinco de la mañana sin haber recibido respuesta de autoridades castrenses. La 18 Zona Militar no ha hecho pronunciamiento al respecto. La Procuraduría estatal informó que inició una investigación.